Entre el 1 y 4 de abril, un equipo de Plancton Andino se movilizó hasta el Parque Nacional Torres del Paine con el objetivo de realizar un detallado muestreo y análisis de clorofila, macroinvertebrados bentónicos y parámetros fisicoquímicos en 15 diferentes puntos geográficos de la cuenca del río Serrano.

Esta campaña es parte de los trabajos solicitados por la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) del Medio Ambiente de Magallanes a la compañía, tras adjudicarse la licitación para caracterizar la principal red fluvial de dicho parque.

“Los más de 20 años de experiencia realizando muestreos ambientales, oceanográficos y limnológicos; la reconocida calidad en los análisis de laboratorios; el nivel de equipamiento y la robusta política ambiental, fueron algunos de los atributos que nos llevaron a adjudicarnos esta licitación que incluye dos campañas de muestreo en terreno, utilizando técnicas analíticas bio-ópticas que no requieren ni generan desechos químicos contaminantes (pollution free), y la elaboración de un informe respecto de la calidad de las aguas de acuerdo con lo establecido en la Norma Secundaria”, aseguró la compañía en un comunicado de prensa.

Caracterizan aguas del río Serrano en Torres del Paine1

Por otra parte, y con el propósito de obtener los análisis e informes técnicos de calidad, Plancton Andino contrató a la entomóloga Sara Zelada, quien capacitó a las analistas Karenina Teiguel y Claudia Alvarado en el reconocimiento morfológico y clasificación taxonómica para determinar orden y familia de las distintas especies y familias de macroinvertebrados (insectos, larvas y crustáceos) presentes en Chile y cuyo objetivo es aplicar el IBFch (Índice Biótico de Familias) y así determinar la calidad biológica de las aguas.

Los expertos de Plancton Andino en terreno Gustavo Contreras y Osvaldo Egenau, además de realizar los muestreos en los puntos definidos por la autoridad, tuvieron que enfrentar dificultades logísticas en el envío vía aérea de las muestras al laboratorio de la consultora en Puerto Varas (región de Los Lagos).

“Cada día debíamos recorrer más de 600 kilómetros entre los puntos de muestreo en el Parque Nacional Torres del Paine y el aeropuerto en Punta Arenas, de manera de cumplir con los estándares de calidad que establecen el inicio de los análisis dentro de las 24 horas de obtenida la muestra. No obstante, en algunas ocasiones las condiciones climáticas, como los fuertes vientos, las lluvias y las bajas temperaturas, incrementaron la dificultad, no siendo obstáculo para llevar a cabo nuestro trabajo con éxito”, relató Contreras, biólogo marino y jefe de terreno de la empresa.

“La participación en proyectos asociados a aguas continentales consolida nuestra presencia en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, donde en el último tiempo hemos realizado importantes esfuerzos de inversión, tanto en la capacitación y formación de profesionales, como en la adquisición de nuevas tecnologías”, cerró Plancton Andino en el mismo comunicado.

*Fotos: Plancton Andino.