Establecer lineamientos estratégicos para fortalecer la matriz económica de la región de Coquimbo, es el propósito de la conformación del “Comité Gestor de Comercio y Nuevos Negocios”, instancia multisectorial que buscará generar oportunidades con valor comercial, con especial énfasis en los subproductos y bioproductos de origen marino.

Para este tercer año del Programa Estratégico Regional MásMar, se contempla realizar acciones para continuar con la transformación de la industria pesquera y acuícola, donde destacan estudios, propototipajes y desarrollo de nuevos productos que incidirán en la economía de la zona y el país.

Respecto de la conformación del comité, Guillermo Molina, gerente del PER MásMar, señaló que todas las ideas con potencial comercial interesante y que surjan desde las empresas serán abordadas, “donde esperamos enfocarnos en estos productos, que además tienen un contexto de economía circular, permitiéndonos entrar en mercados especializados, además de ser reconocidos”, indicó el ejecutivo de la iniciativa coordinada por Corfo.

El “Comité Gestor de Comercio y Nuevos Negocios” estará presidido por Paola Vásquez, directora de ProChile Coquimbo, quien destacó su conformación frente a la posibilidad de otorgarle valor agregado a la oferta de productos del mar. En este sentido, profundizó que es una oportunidad “de contribuir en esta colocación de esta nueva oferta en los mercados mundiales y nos parece un desafío que abordamos con responsabilidad y ganas que funcione”, dijo la autoridad.

Cada año, en la Región de Coquimbo, se desechan más de 14 mil toneladas de descartes desde las plantas pesqueras certificadas. En 2017, solo de los procesos industriales de jibia se generaron cerca de 8.000 toneladas, lo que aumenta si se incorporan otros productos, como machas, ostiones, locos, crustáceos, pez espada y algas, especies que esperan nuevas oportunidades de comercialización por medio de sus subproductos.

En este 2019, el Programa Estratégico Regional MásMar buscará continuar fortaleciendo la agregación de valor en la industria pesquera y acuícola de la zona, así como también promoviendo la innovación en el uso de subproductos y generación de bioproductos, además de incentivar el aumento de consumo de alimentos marinos en la población y robustecer el trabajo tecnológico.