Las filiales norteamericanas de las empresas salmonicultoras noruegas Mowi, SalMar, Leroy Seafood Group, Grieg Seafood y otras, han sido nombradas en una demanda colectiva en donde se afirma que los clientes se vieron perjudicados por la “coordinación ilegal” de los precios cobrados a los compradores directos de salmón en Estados Unidos.

Según la denuncia, que fue citada por Undercurrent News, la presunta colusión tuvo lugar desde el 1 de julio de 2015 hasta el presente.

La demanda, que fue presentada en un tribunal federal en Miami, Florida, este martes 23 de abril por el distribuidor Euclid Fish Company -con sede en Mentor, Ohio-, cita la investigación en curso de la Comisión Europea (CE) sobre el sector, revelada por primera vez en febrero.

Lea >> [EN-ES] Dispar efecto en acciones de salmonicultoras investigadas por colusión

La CE envió una carta a varios productores afirmando que el foco de su investigación se centra en la supuesta fijación de precios del salmón noruego. Esto ocurrió a pesar de las redadas que tuvieron lugar en el Reino Unido en las operaciones escocesas de Mowi (ex Marine Harvest), Leroy Seafood Group, SalMar y Grieg Seafood.

Presione aquí para continuar leyendo la nota en su fuente original de Undercurrent News.