El Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR) y Aquagestión S.A., parte de Abbott Laboratories, acaban de firmar un convenio de colaboración científico-tecnológica, el cual contempla una serie de acuerdos que buscan potenciar el desarrollo de investigaciones de alto impacto para la salmonicultura nacional.

Esta alianza se llevó a cabo gracias a la participación y coordinación del subdirector del INCAR, Dr. Cristian Gallardo, en conjunto con el Dr. Gustavo Núñez, por parte de Aquagestión las tareas de coordinación y definición de los puntos a convenir fueron llevadas a cabo por el jefe del área de salud de peces, Luciano Rivera, junta a Eduardo Lazo, encargado de nuevos desarrollos del área.

En el acuerdo se explicita la formulación conjunta de proyectos de investigación, el desarrollo de capital humano avanzado mediante apoyo de tesis de pregrado y posgrado, creación de nuevas instancias de divulgación técnico-científica, participación conjunta en publicaciones, seminarios, cursos, desarrollo de productos patentables de innovación tecnológica, y planes de intercambio y capacitación de personal técnico entre ambas partes.

Durante la firma, se aseguró que tanto el centro INCAR, como Aquagestión, pondrán a disposición los conocimientos, infraestructura, equipamiento y sus capacidades técnicas para potenciar la investigación relacionada principalmente al estatus sanitario de los peces que existen hoy en la industria del salmón, donde ambas partes han aportado con estudios sobre la caligidosis y el impacto del piojo de mar sobre la actividad acuícola nacional. Los daños generados por este parásito al rubro siguen muy vigentes, y bajo la perspectiva del INCAR y Aquagestión, es necesario aumentar las capacidades de investigación entre la academia y empresa para mitigarlos.

En palabras del Dr. Gallardo: «Este acuerdo es sin duda un avance para la investigación científico-tecnológica orientada a buscar soluciones a las principales enfermedades en salmones de cultivo en Chile, como es la caligidosis. Nosotros pondremos a disposición nuestro conocimiento, y potenciaremos la divulgación de estos para seguir buscando las soluciones que la industria requiere. En cuanto al desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas colaboraremos activamente con la unidad de I+D de Aquagestión para desarrollar productos que permitan ser aplicados a la industria y entender aspectos cruciales de la resistencia farmacológica en el piojo de mar”.

Por su parte, Eduardo Lazo subrayó: «Esta es una muy buena instancia para el desarrollo de nuevas y poderosas herramientas que permitan generar soluciones y conocimiento del más alto nivel a la industria. Nosotros como Aquagestión y en conjunto con el INCAR queremos ofrecer una nueva perspectiva a los problemas que al día de hoy se han convertido en un dolor de cabeza para nuestros clientes, enfocándonos fuertemente en la caligidosis y piscirickettsiosis”.