Veinticinco estudiantes de tercero y cuarto medio de la escuela básica fronteriza Juan Soler Manfredini de Cochamó (provincia de Llanquihue, región de Los Lagos) visitaron las dependencias de Fundación Chinquihue, centrándose particularmente en el trabajo que científicos realizan en el hatchery, el que depende del Departamento de Desarrollo de la institución.

En el marco de esta visita, los jóvenes estudiantes de especialización en acuicultura pudieron familiarizarse con la metodología de trabajo que llevan adelante los profesionales, además de conocer los equipos que se utilizan en dichas instalaciones.

Es así como los jóvenes pudieron observar larvas de erizos usando una lupa y microalgas con la ayuda de un microscopio. El mayor interés Estudiantes de Cochamó visitaron instalaciones de Fundación Chinquihue1estuvo en el chorito o mejillón chileno. Las preguntas estuvieron dirigidas principalmente al ciclo de vida de este recurso regional, el que está presente en la zona de la que ellos provienen.

El gerente de Fundación Chinquihue, Alex Winkler, aseguró que «la fundación está profundamente comprometida con la educación y preparación profesional de quienes están en plena etapa de formación, más aún si se trata de jóvenes que provienen de sectores aislados, como en este caso. En esta ocasión un importante grupo de estudiantes se interiorizó en el funcionamiento de nuestro hatchery y las labores que cada uno de nuestros profesionales cumple diariamente, experiencia que les servirá de referencia una vez que hayan terminado su etapa formativa».

En dicho hatchery se producen diversos recursos bentónicos. Principalmente se ha trabajado en la producción de almejas, erizos, abalones, ostras y choritos, por lo que las actividades que ahí se desarrollan fueron de mucho interés para los estudiantes que se especializan en esta área.