Mientras unidades de la Cuarta Zona Naval efectuaban operaciones de vigilancia, un avión naval detectó a 130 kilómetros al oeste de Iquique (región de Tarapacá) dos embarcaciones menores de bandera peruana dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Chile, informando de la situación a la dotación de la fragata “Almirante Lynch” para que efectuara la fiscalización correspondiente.

Una vez en el lugar, la dotación del buque de la Escuadra Nacional, subordinada a la Cuarta Zona Naval, fiscalizó la primera embarcación de nombre “Ramito”, que con tres tripulantes de nacionalidad peruana a bordo almacenaban aproximadamente 300 kilos de tiburón azul fresco en sus bodegas, pesca cuyo origen no pudo ser acreditado por sus tripulantes.

foto_0000001520190509185937

Momentos más tarde, la misma dotación de la “Almirante Lynch” fiscalizó y capturó a la embarcación menor peruana “Doña Carmen”, que navegaba con cuatro tripulantes de la misma nacionalidad, tres de ellos indocumentados. Al ser abordada, personal naval comprobó que en las bodegas del pesquero se almacenaban cerca de 1.000 kilos de tiburón diamante y azul fresco. Al igual que la embarcación anterior, esta fue capturada y entregada a unidades marítimas para continuar con el proceso correspondiente.

De los siete tripulantes involucrados -de ambas embarcaciones capturadas-, cinco de ellos se encontraban navegando sin documentos de identificación, lo cual también constituye una infracción a la legislación nacional vigente.

foto_0000000620190509185937

Las embarcaciones pesqueras y sus tripulantes fueron escoltadas hacia el puerto de Arica (región de Arica y Parinacota) por unidades marítimas dependientes de la Cuarta Zona Naval, contemplando su arribo para este viernes en la tarde, lugar donde los pescadores serán puestos a disposición del tribunal correspondiente por infringir la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA).

El comandante en jefe de la Cuarta Zona Naval, contraalmirante Alberto Soto, expuso las circunstancias y la condición en que fueron sorprendidas las embarcaciones, detallando que «la fragata ‘Almirante Lynch’, en conjunto con un avión de exploración, detectaron dos embarcaciones peruanas que se encontraban trabajando 130 kilómetros al weste de Iquique, vale decir muy dentro de la Zona Económica Exclusiva nacional, y a casi 180 kilómetros del límite marítimo internacional. Estas embarcaciones no pudieron acreditar el origen de la pesca y además cinco tripulantes se encontraban indocumentados. Además, presentaban serios problemas de seguridad, como falta de salvavidas, mal empleo de los equipos de navegación, lo que representa un peligro para la vida humana en el mar dentro de nuestra jurisdicción y para el Servicio de Búsqueda y Rescate», enfatizó.

foto_0000001120190509185937

Para cerrar, dijo que la fiscalización se enmarca en las operaciones que realiza la Armada de Chile para dar cumplimiento a la seguridad e intereses territoriales, destacando la «polivalencia de los medios aéreos y de superficie para cumplir los objetivos asignados, contribuyendo a la protección de las fronteras marítimas de nuestro país».