La Corte de Apelaciones de Concepción acogió a trámite el recurso de protección presentado por la Federación de Trabajadores Pesqueros y Ramas Afines Zona Centro Sur de Chile (Fetrapes) en contra de Blumar S.A., por afectar -según subraya la demanda- los derechos de propiedad de los trabajadores de su planta en Talcahuano (región del Biobío). Esto, por el traspaso de cuotas de sardina y anchoa, debido a que dichas toneladas de pesca forman parte de la materia prima con que se calculan las remuneraciones según convenios individuales y colectivos.

«Blumar ha sido parte de una campaña del terror, donde se ha insistido en que los cambios a la Ley de Pesca implicarán cesantía para los trabajadores. Sin embargo, la única que los está perjudicando directamente es la propia Blumar que, aprovechando artimañas de la norma y la venia de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), logra afectar los derechos de propiedad de sus trabajadores, a pesar de los acuerdos pactados con los sindicatos», aseguró el presidente de la Fetrapes, Juan Montenegro.

Según se sostiene en el recurso acogido por la Corte de Apelaciones, «si bien es cierto que, la solicitud de traspaso y dichas resoluciones son FETRAPESresueltas conforme a la Ley de Pesca vigente, estas en la forma que han sido otorgadas privan derechos a los trabajadores de la empresa Blumar consagrados en nuestra carta fundamental como, el derecho al trabajo con una remuneración digna; a lo anterior afecta las remuneraciones pactadas tanto en los contratos individuales como convenios colectivos, con las consiguientes disminuciones en las remuneraciones de los trabajadores alterando los contratos de trabajo de forma unilateral».

Aduce que estas acciones están perjudicando directamente a los trabajadores que laboran en la planta de harina de pescado de Talcahuano y asociados al Sindicato de Trabajadores de Empresa Pesquera Itata S.A., por lo que se solicita al tribunal que se restablezca el derecho de los trabajadores, «privando el traspaso de la pesca de parte de la empresa pesquera, traspaso que les causa un grave daño económico, o se les compense cancelándoles el bono allí establecido por toda y cada una de las toneladas de pesca traspasadas».

Esta es la segunda acción judicial del gremio de trabajadores industriales, dado que sigue en trámite en el mismo tribunal de alzada un recurso contra Alimentos Marinos S.A. (Alimar), que también fue acogido por la Corte de Apelaciones de Concepción.

Lea >> Por despidos: Fetrapes denuncia a empresas pesqueras