Un proyecto europeo coordinado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desarrollará un alimento de origen marino sustentable para lograr un envejecimiento saludable. Con el nombre de «Seafood Age», este proyecto abarcará toda la cadena de valor alimentaria, desde la pesca hasta el envasado y el etiquetado del producto.

De acuerdo con lo informado por el CSIC, el estudio utilizará descartes de la pesca, algas y otros ingredientes obtenidos a partir de ellos para elaborar un producto alimenticio listo para el consumo. Los socios del proyecto, financiado por el programa europeo Interreg Atlantic Area con dos millones de euros, se reunieron esta semana en el Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (España) para presentarlo.

«El envejecimiento de la población supone un gran reto socio-económico, y para que sea saludable requiere una dieta adecuada», explica la investigadora del CSIC Eva Balsa-Canto, del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo. «Los alimentos marinos ofrecen nutrientes esenciales para una dieta saludable, pero no siempre son accesibles», añade.

«El proyecto ‘Seafood Age’ adoptará la economía circular para elaborar alimentos marinos orientados a un envejecimiento saludable, para producir nuevos eco-envases y generar una etiqueta inteligente para lograr una máxima calidad y seguridad, y una mínima pérdida de alimentos», detalla la investigadora.

El proyecto «Seafood Age: Procesos y productos de la pesca inteligentes y ecoinnovadores para un envejecimiento saludable» cuenta con la participación de 14 socios y seis asociados, de varios países: España, Portugal, Francia, Reino Unido y la República de Irlanda.