El Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp) valoró que el Senado aprobara en general y por unanimidad de sus miembros la llamada ley “corta” de pesca, norma que incluye terminar con la renovación automática de las licencias industriales que en 2012 entregó la denominada “Ley Longueira”.

Lea >> Aprueban proyecto que pone fin a renovación automática de licencias de pesca industrial

“Aplaudimos que este nuevo Congreso ponga fin a la bancada de las ‘7 familias’ que en el pasado aprobó una ley ilegítima, y que hoy el Senado por unanimidad avance con un proyecto de ley que pondrá fin a los privilegios de la industria pesquera”, expresó el presidente de Condepp, Hernán Cortés.

La directiva de Condepp desde Puerto Montt (región de Los Lagos), donde se encuentra reunida para fijar estrategias que permitan anular la norma, subrayó en un comunicado que “es urgente trasparentar el rol que cumple la industria, considerando, por ejemplo, que este sector no captura el total de las cuotas asignadas, las que son vendidas al sector artesanal, como es el caso de la sardina y anchoveta, con hábitat natural en la zona de reserva artesanal, donde el 2017 la industria pescó la mitad y vendió la otra mitad a los artesanales”.

Aseguró que entre los años 2013 y el 2018, para las principales pesquerías, el sector artesanal recibió el 34,5% de la cuota y el industrial el 65,5%. Por tanto, “ahora es imprescindible cambiar el fraccionamiento en favor de la pesca artesanal, para que entre otros puntos se establezca que la sardina sea 100% artesanal”, concluyó Cortés.