Su “Programa de Puertas Abiertas” desarrolló durante la semana previa al 21 de mayo la pesca industrial, en el marco de las celebraciones del Mes del Mar. Vecinos, profesores y estudiantes universitarios, de educación básica y media, pudieron recorrer las instalaciones de plantas pesqueras de Landes, Blumar y Camanchaca, conociendo los procesos, sistemas, maquinarias, productos, pero, sobre todo, el trabajo de las personas que allí laboran y que representan a unos 6.000 trabajadores, solo en la región del Biobío.

La jefa de Sustentabilidad de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), Monserrat Jamett, destacó esta iniciativa que desarrollan hace ya cuatro años las empresas socias del gremio, afirmando que estas visitas son “muy interesantes, porque los invitados terminan sorprendidos por la cantidad de etapas, controles y el resultado de los procesos que permiten la elaboración de materia prima de primera calidad, especialmente para el consumo humano”.

visita landes 1

“Es una oportunidad para mostrar el estándar que se ha conseguido en décadas de aprendizaje, con tecnología en permanente renovación y personal altamente capacitado para esta labor. Los trabajadores de plantas y flota también asumen con mucho orgullo que la comunidad reconozca la labor que desempeñan, porque es un trabajo dedicado, de esfuerzo y la mayoría de las veces anónimo”, añadió.

Viviendo la experiencia

Landes recibió estudiantes de la carrera Técnico en Prevención de Riesgos de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), a profesores y alumnos del Centro Polivalente Alonkura y a vecinos de Talcahuano, quienes recorrieron las plantas de harina, riles y congelados, y los sistemas de abatimiento.

“Es primera vez que conozco una pesquera por dentro. Nunca me imaginé toda la inversión y modernización que han realizado en el tema medioambiental en Landes, además del proceso de la materia prima. Me quedó muy claro cómo funciona una empresa pesquera”, comentó Bernarda Moreno, profesora de costura del Centro Alonkura, quien reside en el sector Perales de Talcahuano.

visita landes 9

En tanto, la planta de conservas de Camanchaca Coronel recibió a un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil en Materiales de la Universidad de Concepción (UdeC), quienes pudieron conocer de cerca el proceso, desde su recepción hasta el despacho. Tras el recorrido, ejecutivos de la empresa les conversaron sobre su experiencia laboral y cómo estas jornadas forman parte de la educación en terreno, necesaria para los futuros profesionales. La actividad finalizó con un cóctel en base a productos del mar, preparado por una emprendedora de Coronel, quien forma parte del Programa Mujer Trabajadora y Jefa de Hogar de Camanchaca Amiga.

Sobre el desarrollo de la actividad, Sebastián Rivera, jefe de Capital Humano y encargado del programa Camanchaca Amiga, comentó que “cada vez que invitamos alguna institución, esperamos que sea una actividad enriquecedora, que nos puedan conocer desde adentro, clarificar dudas y ver cómo funciona la industria pesquera, una de las más importante de la región”.

Cocina con jurel en Blumar

Docentes y alumnos de 6° básico de la Escuela Libertad, de Talcahuano, vecina a la empresa Blumar, visitaron su planta de congelados ubicada en isla Rocuant. Pudieron conocer los distintos procesos a través de la presentación de videos y charlas. Además, Mónica Prado, jefa de planta, les expuso sobre la importancia de consumir pescado, incentivando su consumo. Tras las presentaciones, la delegación recorrió las instalaciones, finalizando con una clase en vivo de cocina con jurel y degustaciones.

“Si bien abrir nuestras puertas es una práctica habitual, siempre hay algo nuevo que mostrar o un mensaje que podemos entregar. Queremos que los niños no solo vean la industria por fuera, sino que la conozcan y vivan la experiencia del proceso y nuestros productos. Además de inculcarles la alimentación saludable y el consumo de pescado”, dijo el subgerente de Sostenibilidad de Blumar, Felipe Hormazábal.

Alumnos Escuela Libertad en planta Congelados Blumar

Noelia Henríquez, quien cursa 6° básico en la Escuela Libertad, comentó que “la visita fue muy interesante, porque nunca había visto el proceso que se realizaba en las plantas con el pescado. Lo que más me llamo la atención fueron las máquinas con las que se trabaja”.

El “Programa Puertas Abiertas” puso el broche a una semana dedicada a la comunidad de parte de la pesca industrial, en la que, entre otras actividades, las salas de venta de las empresas mantuvieron descuentos especiales en sus distintos productos para difusión de los recursos del mar en la cocina local.

Lea >> Salas de venta de la pesca industrial celebran el Mes del Mar con “semana de descuentos”