(SalmonBusiness) En octubre del año pasado, la balsa-jaula denominada “Aquatraz” se llenó con alrededor de 190.000 salmones. Y después de poco más de siete meses de operación, la semana pasada estuvo lista para su primera entrega de peces.

Durante la cosecha, “Aquatraz” fue levantada unos nueve metros. Luego, los salmones fueron bombeados directamente al wellboat “Namsos” a través de la salida fija en el fondo de la jaula.

“Al sacar los peces del fondo, no hay necesidad de tanta urgencia y presión sobre ellos. Los salmones se mantuvieron en calma durante toda la carga, por lo que este proyecto es positivo para el bienestar animal”, aseguró Roger Eiternes, gerente de producción en Midt-Norsk Havbruk (MNH), empresa que recibió la licencia de desarrollo de parte del gobierno noruego para fabricar “Aquatraz”, que tiene 160 metros de circunferencia.

“Este es un sueño para EHS (medio ambiente, salud y seguridad) y es un hito en el desarrollo de tecnología, tanto para Midt-Norsk Havbruk, Norsk Fisketransport (la compañía de wellboats), como para otros participantes en el proyecto de desarrollo”, añadió Eiternes.

Fueron cerca de 181 toneladas de salmón las que se cosecharon durante la operación piloto la semana pasada. La biomasa restante crecerá aún más hasta la entrega programada en julio.

Presione aquí para continar leyendo la nota (en inglés) en su fuente original de SalmonBusiness.