English

AquaBounty Technologies, Inc. comunicó recientemente el nombramiento de David F. Melbourne, Jr. como director comercial oficial (CCO, por su sigla en inglés) y el inicio de la producción de su salmón AquAdvantage en las instalaciones de Albany, Indiana.

Lea >> FDA permite a AquaBounty producir su salmón en Estados Unidos

Lea también >> [EN-ES] Canadá aprueba la producción del salmón transgénico

Melbourne, quien asumirá el cargo oficialmente el lunes 17 de junio, llega desde Bumble Bee Foods, LLC, una de las empresas de productos del mar más grande de Norteamérica, donde se desempeñó como vicepresidente senior de Marketing, Relaciones con la Industria y el Sector Público y Responsabilidad Social Corporativa. Anteriormente, ocupó cargos directivos en Castleberry/Snow’s Brands, Inc., principalmente en operaciones y marketing.

La directora ejecutiva (CEO, por su sigla en inglés) de AquaBounty, Sylvia Wulf, declaró que con el primer ingreso de ovas del salmón AquAdvantage a las instalaciones de cultivo en Indiana -la semana pasada-, “comenzamos la producción comercial en Estados Unidos. Y tener a David en la compañía ahora es el momento perfecto, ya que anticipamos la primera cosecha del centro de Albany durante el otoño (boreal) de 2020”.

Por su parte, David Melbourne dijo estar “encantado de unirme a AquaBounty ahora, puesto que comienza la próxima etapa de su desarrollo y espero con interés presentar este salmón a los consumidores”.

Cuatro veces más grande

El AquAdvantage crece significativamente más rápido que el salmón Atlántico (Salmo salar) de cultivo tradicional, ya que se le inserta un gen del salmón Chinook (Oncorhynchus tshawytscha), especie más grande de la familia de los salmónidos, y también el gen de una anguila.

Con esa modificación genética (GM, por sus siglas en inglés), AquaBounty logra que el AquAdvantage no se comporte como los salmones tradicionales que cuando se acerca el invierno y la temperatura del agua es más fría, reducen su desarrollo.

Más específicamente, la GM se salta el gen regulador del crecimiento y los cambios de temperatura no le afectan. El resultado es que con la misma alimentación y en un mismo periodo, el salmón transgénico puede aumentar de tamaño hasta cuatro veces el tradicional.