Esta semana se dio inicio al trabajo conjunto que realizarán el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) con la Fiscalía Regional de Arica y Parinacota para combatir la internación y comercialización ilegal de especies ornamentales que son ingresadas por los pasos fronterizos y el aeropuerto de la región.

El director de Sernapesca, Christian de la Barra, calificó esta alianza con la fiscal regional Javiera López como clave para poder lograr el seguimiento de las causas presentadas por el Servicio con un fiscal designado para complementar el trabajo de la mesa de trabajo regional: «Invitamos a participar además a la Fiscalía en la conformación de una mesa de especies ornamentales que busca combatir lo que es el contrabando y tráfico ilegal de este tipo de especies, cuya misión es articular las distintas competencias de cada servicio público para generar un cambio de conducta en los infractores y poder proteger el estatus sanitario de nuestro país».

La introducción no regulada de especies ornamentales pone en riesgo el estatus sanitario del país debido a que se pueden introducir a su vez enfermedades que no estén registradas en el territorio nacional y que puedan afectar a especies endémicas o incluso la salud humana.

La mesa de trabajo estará compuesta por representantes del Servicio Nacional de Aduanas (SNA), el Servicio de Impuestos Internos (SII), el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), la Policía de Investigaciones (PDI), Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Transportes, además del Sernapesca y la Fiscalía Regional, la que permitirá coordinar acciones y operativos para combatir el tráfico ilegal de especies ornamentales.

Este año se han incautado en la región más de 2.000 unidades de diferentes especies ornamentales en coordinación con la PDI y Aduanas, entre las que se encuentran peces neones, axelotes, platy, carachamas, oscar cebra, tiburón de agua dulce, guppys, moluscos y camarones de río.