(SalmonBusiness) Hablando en el Parlamento de Escocia, el secretario de gabinete para la Economía Rural, Fergus Ewing, aseguró que la industria del salmón ya había reconocido que debía ser más abierta y transparente, y había anunciado sus propios planes para reportar piojos de mar. El miércoles, le dijo a Holyrood que el gobierno escocés ha completado su revisión de la política de dichos parásitos y está implementando cambios y una nueva legislación.

Aclaró que la nueva normativa eliminará cualquier ambigüedad sobre los requisitos de información y brindará datos más detallados sobre los centros de cultivo de salmón y trucha arcoíris.

“De manera crucial, proporcionará datos para permitir el monitoreo de los centros y problemas específicos a medida que surjan, y para permitir un cambio adicional de políticas, si es necesario. Para garantizar la apertura y la transparencia, todos los informes de piojos de mar se publicarán”, ahondó Ewing, precisando que las nuevas reglas comenzarán a regir durante el 2020.

Presione aquí para continuar leyendo la nota en su fuente original de SalmonBusiness.