El aumento de las cepas bacterianas resistentes a los antibióticos es una preocupación mundial en muchos sectores, entre estos la industria acuícola, tal como se describe en el capítulo «El ascenso y la caída de los antibióticos en la acuicultura» escrito por Antony T. Vincent, Jeff Gauthier, Nicolas Derome y Steve J. Charette, y que fue publicado en Microbial Communities in Aquaculture Ecosystems (Improving Productivity and Sustainability).

«Para contrarrestar este fenómeno, se han investigado varias alternativas o complementos a los antibióticos. Aquí, veremos una de esas estrategias propuestas que consiste en usar virus específicos para bacterias, llamados bacteriófagos, o comúnmente fagos», adelantan los científicos en el abstract de su estudio, donde recuerdan que desde su descubrimiento a principios del siglo XX, los tratamientos con bacteriófagos han tenido una fugaz popularidad en los países occidentales debido a varias razones científicas y, en algunos casos, a motivos políticos.

Solo recientemente, con la aparición de cepas bacterianas resistentes a múltiples fármacos, apareció una nueva moda por la terapia con fagos en los países occidentales.

En un contexto de acuicultura, Vincent, Gauthier, Derome y Charette subrayan que algunos estudios han mostrado resultados prometedores para el tratamiento de enfermedades de los peces utilizando fagos. Más específicamente, las experimentaciones con el «cóctel de fagos» contra A. salmonicida, agente infeccioso de la furunculosis en los salmónidos, tanto in vitro como in vivo, «proporcionan una base interesante para futuros tratamientos alternativos. Sin embargo, dado que los fagos y las bacterias son entidades en evolución, esta guerra biológica está lejos de terminar».

«Y la presencia de mecanismos de resistencia a fagos en bacterias y otros aspectos técnicos de la terapia con fagos en acuicultura son factores a considerar antes de tener cualquier tratamiento aplicable», enfatizan los mencionados científicos en su investigación completa, a la cual puede acceder presionando aquí.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): Mowi Chile.