The Seafood Certification & Ratings Collaboration (Colaboración de Certificación y Clasificación de Productos del Mar) reúne a cinco programas globales: Aquaculture Stewardship Council (ACS), Fair Trade USA, Marine Stewardship Council (MSC), Monterey Bay Aquarium Seafood Watch y Sustainable Fisheries Partnership (SFP), que trabajan para ayudar a los consumidores a tomar decisiones más informadas y guiar a los productores de alimentos marinos por un camino de sustentabilidad ambiental y la responsabilidad social.

«A través de la colaboración, nuestro objetivo es coordinar nuestras herramientas, consolidar nuestros datos y aumentar nuestro impacto», aseguran en la asociación, sosteniendo que los programas de certificación y calificación desempeñan funciones complementarias para impulsar la mejora y satisfacer una gama de necesidades del mercado.

En esa línea, la entidad subraya que las calificaciones se centran en evaluar la mayor cantidad posible de fuentes de productos del mar en mercados clave para proporcionar información sobre el espectro completo, desde el rendimiento bajo hasta el alto. «Esta información se puede usar para identificar oportunidades para que los productores persigan proyectos de mejora y certificaciones, así como para ayudar a las empresas a evaluar las opciones de abastecimiento. Las certificaciones se relacionan directamente con la pesca y la acuicultura, y requieren que aborden los desafíos sociales y ambientales para alcanzar un nivel de desempeño verificado. Las certificaciones también se relacionan con la cadena de suministro para verificar la sostenibilidad y el origen de los productos certificados», precisan desde la asociación.

El análisis comienza con una descripción general de los principales componentes de la producción mundial de alimentos del mar. Luego, superpone el alcance de los programas de certificación y calificación que son miembros de esta Colaboración, y describe: la participación en la producción mundial que ya ha sido certificada o calificada; la proporción dedicada a la evaluación o mejora y, por lo tanto, en el camino hacia la sustentabilidad; y la proporción restante que representa a las pesquerías y centros de cultivo que aún no participan en las calificaciones o programas de certificación.

Este análisis posteriormente se desglosa para la pesca de captura silvestre y la acuicultura, explorando el estado actual de cada método productivo, seguido de detalles adicionales sobre el alcance de cada organización miembro de la Colaboración. También incluye instantáneas de la demanda actual del mercado de productos sustentables, los medios de vida globales afectados por la industria acuícola-pesquera y las prioridades de mejora para las pesquerías silvestres.

«Tres de las prioridades para una mayor acción es continuar con la demanda de productos sostenibles, abordar la responsabilidad social y utilizar la influencia de los compradores para apoyar a la pesca y la acuicultura para mejorar su desempeño», enfatizan en la organización que reúne a las principales certificadoras del mundo en este sector.

Presione aquí para acceder al informe completo.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): Cooke Aquaculture.