Un consorcio liderado por la empresa salmonicultora Cooke Aquaculture y la Asociación Escocesa de Ciencia Marina (SAMS, por su sigla en inglés), con fondos del Centro Escocés de Innovación en Acuicultura (SAIC), está explorando cómo medir los sulfuros en los fondos marinos, lo que permitiría monitorear de mejor manera el impacto de la biomasa en centros de cultivo de Escocia y Canadá, escribió el SAIC en comunicado recogido por SalmonBusiness.

El estudio contará con el apoyo de la Universidad Dalhousie, con sede en Nueva Escocia, la Universidad de Highlands and Islands (UHI) y Fisheries and Oceans Canada (DFO), y se espera que el nuevo enfoque controle el impacto de las salmonicultoras con mayor rapidez, precisión y rentabilidad. El consorcio también está consultando a la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Escocia (SEPA).

Presione aquí para continuar leyendo la nota en su fuente original de SalmonBusiness.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): SSPO.