La organización WWF Chile también reaccionó frente a la noticia que circuló este jueves 27 de junio en el diario El Mostrador y donde se menciona que la empresa Nova Austral habría adulterado información sobre mortalidades entregada al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

De acuerdo con la ONG, “la adulteración de información relativa a temas tan sensibles, como la mortalidad de salmones, constituye una práctica absolutamente inaceptable y condenable, y debe ser investigada y esclarecida a la brevedad posible. Este tipo de hechos va contra todos los esfuerzos que se vienen realizando durante los últimos años para mitigar los impactos de la actividad salmonicultora en el sur de Chile, cuyas malas prácticas constituyen una de las principales amenazas para los ecosistemas marinos”.

En relación con la certificación ASC, WWF Chile destacó que, en ningún caso, actúa como un ente certificador, es decir, no otorga la certificación ni ejerce como auditor de la misma. El rol de WWF Chile fue propiciar y apoyar –explicaron– el desarrollo de los estándares que han permitido alcanzar logros importantes, como el cierre de centros de producción salmonicultora en lagos chilenos.

“Creemos que ASC es una herramienta que debe estar en permanente revisión y perfeccionamiento, por lo cual estamos promoviendo la incorporación de aspectos como las mortalidades y el funcionamiento de centros de cultivo en áreas protegidas, los cuales actualmente no son considerados por este sello”, dijeron desde WWW Chile.

Finalmente, expresaron que “valoramos que Sernapesca ya se encuentre investigando los antecedentes y solicitamos a ASC la revisión de los centros certificados de Nova Austral, para lo cual abriremos un proceso formal a través del mecanismo de quejas de la certificación”.

Respecto de la expansión de la salmonicultura en Magallanes, WWF Chile reiteró que ya ha manifestado su oposición, solicitado el restablecimiento de una moratoria en la zona.