En medio de la investigación interna que está llevando a cabo Nova Austral, y en donde se encontraron irregularidades en la información que entregó al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) durante su último ciclo productivo, durante la tarde de este miércoles 10 de julio la compañía confirmó cambios en su administración.

Lea >> Caso Nova Austral: Sernapesca asegura que aumentará la fiscalización a salmonicultoras

«Lo ocurrido no se condice con los estándares de gestión, producción e integridad de Nova Austral, empresa que ha sido reconocida a nivel mundial por su producción libre de antibióticos, sustentable y comprometida con el entorno y el medio ambiente», argumentó la salmonicultora.

Y es por esa razón que, el directorio decidió realizar cambios en puestos clave y que se hicieron efectivos este mismo miércoles. En detalle, el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés), Nicos Nicolaides, deja la empresa, y Francisco Miranda, quien hace poco se incorporó como gerente de operaciones (COO), dirigirá las responsabilidades de ventas y la operación. A su vez, Nicolás Larco, exgerente de finanzas de Cencosud Chile, se incorporará como nuevo gerente de finanzas de Nova Austral.

«La empresa rectificó los errores, y está colaborando con las autoridades para lograr una resolución rápida y adecuada de este asunto. Además, garantizaremos el total cumplimiento de todas las normativas y regulaciones aplicables a nuestra actividad», aseguró la compañía.

Lea >> Nova Austral suspende su participación en gremio de Magallanes

Más adelante, dijo que pese a todo lo ocurrido, y de la decisión adoptada este miércoles por el Aquaculture Stewardship Council (ASC) de suspender temporalmente la licencia para la utilización de logos ASC hasta que concluyan las revisiones internas, «continuaremos operando bajo prácticas de producción éticas que se sustentan gracias a nuestro dedicado equipo de más de 800 colaboradores, el cual trabaja incansablemente para ofrecer a nuestros clientes el producto de calidad que esperan».

Piscicultura

Para cerrar, puntualizó que «con el objetivo de crear mejores condiciones para nuestros salmones y reducir los riesgos biológicos en la biomasa, estamos cerca de completar la construcción de una nueva piscicultura en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, que significó una inversión de US$45 millones».

Lea >> Presidente del CORE de Magallanes visita piscicultura en Tierra del Fuego

«Esta piscicultura fue diseñada para mejorar la calidad de los peces a cultivar y normalizar las tasas de mortalidad, las cuales recientemente se vieron afectadas por una deficiente condición de los smolts entregados por proveedores externos, por el brote de algas en 2016 y por problemas en el transporte desde las regiones de La Araucanía y Los Lagos. Estos y otros esfuerzos nos permitirán mantener un suministro continuo de salmón libre de antibióticos a nuestros clientes, y reforzarán el rol de la compañía como pionero en la zona austral de Chile», finaliza la información entregada por el área de comunicaciones.