Durante la jornada de este miércoles 10 de julio, la directora del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Alicia Gallardo, interpuso las anunciadas denuncias en la Fiscalía Nacional y en la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) contra la salmonicultora Nova Austral para que se investigue la configuración de eventuales delitos y se determine un posible daño al fondo marino de uno de los centros de la compañía.

Lea >> Ministro de Economía por caso Nova Austral: «No nos temblará la mano»

Lea también >> Salmonicultora Nova Austral entrega detalles de su investigación interna

Estas denuncias se suman a la interpuesta el martes (9) por el director regional del Sernapesca Magallanes, Patricio Díaz, en el tribunal de Punta Arenas en base a la infracción al artículo 113 de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) sobre falsificación de información y reportes que establece sanciones hasta por 3.000 UTM ($147 millones al valor de julio) y la suspensión de operaciones hasta por cuatro años de los centros involucrados en esta denuncia.

Lea >> Sernapesca interpone tres denuncias contra salmonicultora

Lea también >> Pescadores piden extremar controles a salmonicultoras

La timonel nacional del Sernapesca sostuvo en ese sentido que «vamos a ser absolutamente duros y estrictos en el monitoreo de estas denuncias porque nos parece inconcebible que exista este tipo de conductas en la industria»‘, enfatizando que » la conducta de la empresa Nova Austral es reprochable y crítica, y se aplicará el rigor acorde a la ley».

En relación con la denuncia interpuesta en la SMA, Gallardo detalló que se solicitaron «medidas urgentes y transitorias» en cuanto a que se evalúe el posible daño ambiental detectado en el fondo marino de uno de los centros de Nova Austral, y que se aplique un cierre provisorio de sus operaciones hasta determinar las condiciones ambientales en que se encuentra.

Esta denuncia es la cuarta que Sernapesca presenta ante la SMA contra la misma productora de salmónidos en lo que va de año. Las tres anteriores fueron por sobreproducción y se mantienen aún en trámite en la Superintendencia.

«Como es acorde con nuestra misión y al compromiso de nuestros funcionarios y funcionarias, como Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura realizaremos un trabajo a diario por mejorar y robustecer la fiscalización integral y gestión sanitaria, promoviendo en el sector el cumplimiento de normas para avanzar hacia una acuicultura sustentable», aseguró Alicia Gallardo.

En la misma línea, afirmó que ya trabajan en una propuesta para fortalecer el estándar de fiscalización, mediante cambios normativos en reglamentos sectoriales, monitoreo electrónico, mayor presencia fiscalizadora en los centros de mayor riesgo y la creación de una Unidad de Inteligencia Acuícola que se abocará a trabajar sobre perfiles de riesgo, incorporando entre aquellos las prácticas denunciadas.