En el marco de la visita a Chile de científicos del Monterey Bay Aquarium (MBA), este viernes 19 de julio, en el hotel Cumbres de la ciudad de Puerto Varas, región de Los Lagos, se desarrolló un seminario en el cual se abordó el acuerdo de reducción de uso de antibióticos suscrito entre el MBA y SalmonChile – Intesal.

Lea >> Al 2025: Chilenos se comprometen a reducir a la mitad el uso de antibióticos

El encargado de abrir el encuentro fue el gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), Esteban Ramírez, quien destacó la realización de este tipo de actividades «para demostrar las ganas que tiene la industria por crecer de manera sustentable, y lo importante que es hacerlo transparentando nuestras acciones».

De igual manera, valoró que junto con los investigadores del MBA hayan podido reunirse con la autoridad acuícola-pesquera y también marítima, «para entre todos ir creando políticas que nos permitan avanzar en una menor utilización de antibióticos».

Luego de las palabras de Ramírez, el científico senior para acuicultura de Seafood Watch – MBA, Tyler Isaac (en la foto destacada), puntualizó que el «objetivo máximo del Acuario es hacer que la industria del seafood sea más sustentable».

«Es que los consumidores ahora están mucho más preocupados por los alimentos que comen y buscan saber que sean certificados por organismos independientes, e idealmente internacionales. Esto, a su vez, genera que los productores apuesten por inversiones en materia de sustentabilidad. Y parte de nuestra ‘Teoría del Cambio’ es involucrar a todos, por esto trabajamos con los gobiernos también», subrayó Isaac.

Junto con decir que ellos laboran estrechamente con entidades de conservación como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés) y Mar Viva, afirmó que «más del 90% de los retailers estadounidenses ofrecen productos certificados, porque a la gente sí le importa que sus alimentos provengan de fuentes sustentables», reiteró.

Criterios

El MBA genera reportes de cada producto que certifica y estos se basan en los siguientes criterios en el caso de la acuicultura: revisión de la información proporcionada por los distintos actores del sector (privados, públicos, academia, estatales, entre otros); efluentes; hábitats en donde se desarrollan las actividades productivas; uso de químicos; dietas; escapes; enfermedades; fuentes de los stocks (por ejemplo, hatcheries); interacción con la vida silvestre (como con los lobos marinos); y posible cruce de patologías (por ejemplo a través de las ovas).

En base al análisis de todos esos datos, el MBA establece recomendaciones finales que son de color rojo («no consumir»), amarillo («buena alternativa») y verde («mejor elección»).

«Chile es el mayor proveedor de salmón de cultivo a Estados Unidos y hoy este producto está categorizado en ‘avoid’ (recomendación roja). He ahí la importancia que la industria chilena esté evidenciando su motivación por mejorar sus prácticas y poder subir en la escala de clasificación. En este sentido, es muy importante la reducción del uso de antibióticos y otras prácticas como el manejo del SRS (Septicemia Rickettsial Salmonídea)», concluyó Isaac.

Para más detalles ingrese a >> Salmon Overview

Lea también >> Directora científica del Monterey Bay Aquarium: «Estamos muy entusiasmados de estar en Chile»