Hace dos semanas, los trabajadores de la industria pesquera nacional y del salmón se reunieron con el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, y con el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya Ríos. En la cita estuvieron presentes dirigentes de organizaciones como la Federación Nacional de Patrones y Motoristas (Fenepamo), Federación de Trabajadores del Salmón (Fetrasalmón), Federación de Tripulantes de Chile (Fetrinech) y Federación de Sindicatos de Trabajadores de Consumo Humano (Festrach), representando a las ciudades puertos de Arica, Iquique, Mejillones, Talcahuano, Coronel, Puerto Montt y Punta Arenas.

A continuación reproducimos un comunicado entregado por el presidente de la Fetrinech, Sergio Vera:

En la reunión se abordaron temas que necesitaban respuestas y soluciones inmediatas, como es la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia. Raúl Morales, presidente de la Festrach, dijo que ante las consultas al ministro Fontaine, este expresó que la prórroga es muy necesaria por la historia que necesita hacer Chile en los próximos años, ya que de esta dependerá la futura cuota de jibia que asignará la ORP-PS (Organización Regional Pesquera del Pacífico Sur) a nuestro país; y el capturar la mayor cantidad de este calamar favorecerá exclusivamente al sector pesquero artesanal. Pero es necesario que el Congreso entienda que esta moción presentada por un grupo de diputados de todas las corrientes políticas sea impulsada en la Comisión de Pesca.

Lea >> Diputados hablan por Ley de la Jibia

Lea también >> Coordinadora de jibieros: «Mantendremos nuestra postura para terminar con la pesca de arrastre»

Relacionado >> Piden destituir a presidente de la Comisión de Pesca

Los dirigentes ahora que en la Comisión de Pesca se rechazó la posibilidad de atrasar la entrada en vigencia de esta «mala ley», esperan que el Ejecutivo los apoye y se pronuncie en los lineamientos que en reunión la autoridad respondió ante las preguntas de los representantes de los trabajadores.

Una de las preguntas se refirió a cuál es el espíritu de la llamada «Ley Corta».

Lea >> Trabajadores pesqueros insistirán en plataforma social y mitigación de impactos de la «Ley Corta»

Lea también >> Conapach plantea los lineamientos que deberían sustentar la «Ley Corta de Pesca«

Los dirigentes dijeron que Fontaine respondió que los únicos temas para el gobierno son la licitación, una vez terminada la actual ley, y quién es el propietario de los peces chilenos. Que además señaló que no obstante de continuar con la discución de un centenar de modificaciones que se han incorporado como proyectos de ley, «estoy consciente, por ejemplo, que la pesca de arrastre no se puede terminar en Chile. Hoy estamos apuntando a que en nuestro país se consuma pescado, que las pesquerías sean dirigidas al consumo humano, a crear y mantener los empleos en Chile, y esta actividad es la que entrega la mayor cantidad de trabajo en el sector pesquero, por lo que bien regulada debiera mantenerse».

La presidenta de la Fetrasalmón, Paola Sanhueza, valoró que el ministro haya catalogado como una «mala ley» la impulsada por el senador Guido Girardi. Dijo que en la región de Magallanes ya se han establecido las zonas protegidas, «por lo que en ese sentido no habría problemas. La acuicultura bien regulada se puede establecer en la zona sur-austral; es una oportunidad muy importante de entregar puestos de trabajo. En Punta Arenas y alrededores se está notando la cesantía, por lo que falta empleo, y sobre todo en una región tan aislada, en donde existe poca oportunidad de trabajo debido a la escasez de empresas. Algo que comprobó cuando visitó la zona, en calidad de ministro de otra cartera».

Carlos Chavarini, representante de los patrones de pesca y motoristas del norte grande, y José Hernández, quien representa a los trabajadores de Punta Arenas, consultaron y manifestaron su preocupación de los trabajadores en general de la zona norte y sur-austral en cuanto a la aplicación de las 5 millas en todo el territorio; a lo que dijeron la autoridad respondió que para que los empleos entregados por la industria pesquera continúen, son necesarias las perforaciones. «Por décadas han sabido convivir el sector artesanal e industrial, han llegado a acuerdos que han mantenido tranquilo a ambos sectores, y que aún se respetan; entonces son ellos mismos mediante los consejos zonales los que tiene que resolver y buscar las mejores alternativas de trabajo para sus representados, por lo que no debiesen parlamentarios de otras zonas interrumpir o mediar en este tema».

Al terminar la reunión, los trabajadores le hicieron entrega de un documento resumido en donde están establecidas las propuestas de trabajo que desarrollarán y profundizarán con el subsecretario de Pesca y Acuicultura. En el documento se propone una plataforma social que esté acorde y represente las necesidades de los trabajadores que sean desvinculados del sector pesquero industrial, haciendo notar que «para nosotros siempre la mejor plataforma social será nuestros puestos de trabajo».