Estudios realizados en Tasmania, Noruega y Chile, desde 2016 a la fecha, han probado sistemática y consistentemente la eficacia de Protec Gill, la dieta de salud que ofrece Skretting para proteger las branquias de los peces, demostrando buenos resultados frente a situaciones de mayor exposición de agentes externos, ya sea de tipo biológicos (como por ejemplo amebas o floraciones de algas, o químicos), como altas dosis de antiparasitarios, desinfectantes u otras sustancias irritantes presentes en el medio ambiente marino.

Así comenzó diciendo la firma controlada por Nutreco en un comunicado de prensa con título «Protec Gill es la herramienta nutricional más efectiva para proteger las branquias» y que a continuación reproducimos:

Este gran respaldo a nivel local e internacional se ha basado en estudios de campo que han demostrado la efectividad de Protec Gill para contribuir a una mejor salud branquial de los peces, dando como resultados un menor score macroscópico, menor número y magnitud de lesiones histológicas, incremento de los mecanismos inmunes de defensa mediante el aumento de la inmunoglobulina T y lisozima en la branquia, mejoramiento del intercambio gaseoso (oxígeno, sodio, amonio, entre otros), además de su expresión en el performance productivo, principalmente a través de un aumento del consumo y de la calidad final.

«Nuestras dietas cuentan con validaciones que aseguran su eficacia y mantienen su posición como soluciones de salud líderes en el mercado. Por lo mismo, en Chile quisimos seguir apoyando a la industria, participando en el proyecto ONEGILL, liderado por Pathovet, cuyo objetivo busca caracterizar la línea patológica y epidemiológica base del complejo branquial (CGD por sus siglas en inglés), asociada con diferentes agentes biológicos en la salmonicultura nacional», subrayó la gerenta técnica de Skretting Chile, Claudia Gatica Miguras.

La participación de la multinacional holandesa en este proyecto, busca aportar en la generación de conocimiento base respecto de la situación epidemiológica de CGD en Chile, que permita diseñar los planes de prevención y control con una adecuada base técnica y científica.

«Actualmente, las CGD representan un desafío de alto impacto para la industria nacional y, considerando los efectos del cambio climático en la macrozona de cultivo de engorda en el mar, es imperativo trabajar en la generación de conocimiento que nos ayude a enfrentar esta situación. De esta manera, ONEGILL PROJECT se alinea congruentemente con nuestra misión de promover la producción de peces saludables y maximizar su potencial productivo, focalizando esfuerzos en la población sana y la medicina preventiva», finalizó Claudia Gatica.

Descargue aquí la Infografía Protec Gill

Lea también >> Según estudio: Protec es la mejor dieta funcional contra SRS

Relacionado >> Amebiasis aumenta su incidencia en la producción global de salmónidos