«Alguien alguna vez dijo que esta era la región más soviética que se haya conocido, por su enorme dependencia con la inversión y quehacer público, lo cual si bien ha servido para mantener una línea de desarrollo hasta ahora, necesariamente necesita de un cambio de mirada fundamental».

Con esas palabras el senador David Sandoval comenzó argumentando la importancia -a su juicio- que tiene la suscripción del protocolo productivo entre la industria del salmón y el gobierno, a objeto de promover una nueva forma de desarrollo a nivel regional.

Y esto, pues para Sandoval, los esfuerzos en materia económica no pueden seguir dependiendo exclusivamente de la inversión pública, lo cual -de acuerdo con su óptica- ya cumplió una etapa. «El énfasis (ahora) es cómo somos capaces de articular nuestras capacidades regionales para impulsar el verdadero desarrollo que necesitamos», enfatizó.

Por ello, destacó la importancia de aunar voluntades para que la actividad salmonicultora sea capaz de crecer y vincularse con las comunidades donde está inserta, considerando, por ejemplo, las cifras que registró durante 2018: US$5.000 millones en exportaciones y cerca de 800.000 toneladas en producción. «Esto se lo plantemos al Presidente de la República, a quien le dijimos que aquí hay una tremenda actividad económica, de la cual queremos que la región sea parte», puntualizó.

«Ninguna actividad económica en el mundo puede desarrollarse si no se vincula y se estrecha permanentemente con sus comunidades. Por eso, uno de los puntos que faltaba era sentarse en la mesa, construir este acuerdo y lo que estamos haciendo ahora es precisamente eso», agregó.

Lea >> Senador por Aysén: «Esperamos que la industria del salmón esté a la altura de los grandes desafíos»

Lea también >> [+VIDEO] Congresista: «La industria del salmón tiene que cambiar su estilo de desarrollo»

El protocolo

Para el legislador, quien desde 2012, cuando representaba a la región como diputado, planteaba la idea de elaborar este contrato con la industria, la firma de este protocolo, suscrito en Puerto Chacabuco, «es un cambio de mirada fundamental y un punto de inflexión en la forma en cómo vemos el desarrollo».

Vea >> Firman esperado protocolo entre la industria del salmón y el sector público

En esa línea, dijo que el acuerdo «apunta a reconocer que hay una industria que tiene que desarrollarse con sus comunidades», valorando de paso «la voluntad y disposición, de todas las empresas del mundo salmonicultor, de acoger este llamado».

Luego, insistió en que la concreación de este acuerdo es una «alianza fundamental» para la zona. «Ustedes (salmonicultores) tienen una gran tarea, de cómo somos capaces de enfrentar los desafíos en el ámbito laboral, de incorporar a cientos de emprendedores de nuestra región, de cómo nos hacemos cargo de los desafíos de hacer una actividad sostenible con el medio ambiente», expresó, concluyendo que «queremos que a los salmonicultores les vaya muy bien, pero también queremos que a nuestras comunidades les vaya mucho mejor».

Para ahondar, lea >> Los detalles del protocolo que firmó la industria del salmón con el gobierno