En dependencias de la Escuela de Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valparaíso, el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) realizó el taller de resultados del «Programa de Seguimiento de Pesquerías Bajo Régimen de Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB), 2018», que es desarrollado por la Sección Áreas de Manejo del IFOP, con la finalidad de mostrar los resultados del análisis del régimen AMERB y asesorar a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca).

El taller contó con la asistencia de profesionales de la Unidad de Recursos Bentónicos de la Subpesca, consultores, investigadores y representantes de organizaciones no gubernamentales, donde se abordaron los siguientes temas: Gestión de la Calidad de la Información, correspondiente a la formulación de procedimientos estándares de muestreos y entrega de datos por parte de los organismos técnicos; Automatización en la Transferencia de Información, referente al mecanismo de traspaso de información y datos de los estudios de las AMERB, realizados por los organismos técnicos a la Subpesca; Monitoreo Ambiental, realizado por el IFOP mediante la implementación de una red de muestreos de especies estructurantes de comunidades bentónicas (algas pardas) y de registro de temperatura del agua; Monitoreo Biológico, donde se presentó la evolución de indicadores biológico-productivo para los principales recursos extraídos desde el régimen; Monitoreo de Variables Socio-económicas y Organizacional, centrado en la evaluación de la rentabilidad a nivel de las áreas de manejo y pescadores, así como también determinar la capacidad de gestión de las organizaciones de pescadores adscritas al régimen AMERB; y Estudio de la Conectividad Poblacional del Loco, a través de la modelación hidrodinámica y simulación de dispersión de larvas de esta especie.

«El régimen ha significado un cambio importante en comparación a los modelos de administración basados en el libre acceso, reconociendo en las organizaciones de pescadores Artesanales (OPA) sus capacidades colaborativas para asumir tareas propias del manejo de recursos pesqueros y en la propensión hacia el desarrollo sustentable de la actividad», subrayó el IFOP.