Durante la mañana de este viernes 9 de agosto, la empresa pesquera PacificBlu, cuya casa matriz se encuentra en la ciudad de Talcahuano, anunció el cierre definitivo de una de sus plantas procesadoras y la paralización de parte de su flota producto -según sostiene- por la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia.

Lea >> Diputados hablan por Ley de la Jibia

Relacionado >> Aseguran que el gobierno evaluaría retirar el proyecto de «Ley Corta de Pesca»

«Terminada la última temporada de captura industrial de jibia y dada la imposibilidad legal de volver a pescar este recurso en los próximos años, nos vemos en la obligación de iniciar un proceso de reducción de nuestro personal, en todas las áreas de la compañía, para adecuarnos a esta nueva realidad», comenzó diciendo PacificBlu.

Luego, afirmó que durante los últimos años la jibia representó la mitad de la captura de sus barcos, la mitad de la producción de sus plantas y también la mitad de sus ingresos. En este marco, dijo que el ajuste de dotación se debe a la decisión como compañía de paralizar uno de sus tres barcos de pesca, y también la decisión de cerrar la planta de jibia «en forma definitiva».

«En el contexto de este proceso de ajuste de nuestra dotación, lamentamos informar que PacificBlu terminará su relación laboral con un total de 367 trabajadoras y trabajadores, decisión que está vinculada con la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia y su impacto en el futuro de la compañía. El proceso de desvinculaciones partirá este mismo viernes», subrayó la pesquera, aseverando que un «porcentaje importante» del personal que será desvinculado tenía una relación contractual sujeta a la temporada de captura y proceso de la cuota de jibia industrial -la que terminó el martes 6 de agosto-.

«En este nuevo escenario es importante destacar que, a diferencia de años anteriores, esta vez la salida de ellos será sin retorno», puntualizó.

Las 367 trabajadoras y trabajadores que dejan la compañía se componen en 230 de plantas, 31 personas que realizaban labores en los barcos, diez en labores de supervisión y administración, y otros 96 que efectuaban faenas de descarga y apoyo logístico vía empresas contratistas.

En el caso de los 230 trabajadores de las plantas procesadoras, el 62% son mujeres y en su mayoría jefas de hogar.

Lea >> Presidenta de federación advierte pérdida de empleos por Ley de la Jibia

Tras este ajuste, PacificBlu pasará de tener una dotación promedio de 1.038 a 671 trabajadores. Quienes abandonan la compañía residen mayoritariamente en las comunas de Talcahuano y Hualpén, ambas pertenecientes a la región del Biobío.

«Adicionalmente a la pérdida de empleos directos, la Ley de la Jibia afectará negativamente a una cantidad aún mayor de empleos indirectos de nuestros 76 contratistas, proveedores y prestadores de servicios principalmente pymes, impactando finalmente al comercio y a las empresas de servicios de las comunas de Talcahuano y Hualpén», adujo la gerencia de PacificBlu.

Finalmente, sostuvo que «esta ley nos deja en una situación muy crítica respeto a nuestra sustentabilidad económica. Desde ahora la empresa solo dependerá de la pesca de merluza común y merluza de cola que actualmente pagan impuestos específicos que han subido desmesuradamente desde la entrada en vigencia de la nueva Ley de Pesca, llegando a representar actualmente el 10% del valor del producto final congelado».