Tras el rechazo en el Congreso de la moción que buscaba aplazar la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, afirmó que el gobierno mantendrá el diálogo con los trabajadores afectados por la aplicación de la norma.

Lea >> Las reacciones tras el rechazo a prorrogar la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia

Lea también >> Sonapesca por Ley de la Jibia: «Los únicos beneficiados son un grupo de personas que amenazaron con ‘quemar Chile'»

Zelaya aseguró que el Ejecutivo, a través de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), persistirá en las «conversaciones en torno a una plataforma social que permita encarar las dificultades que la pérdida de empleos implicará para ellos y sus familias».

De acuerdo con el timonel de la Subpesca, las fórmulas en las que se ha enfocado ese diálogo consideran programas de capacitación laboral e incentivos y apoyos para el emprendimiento, así como ayudas y becas de estudio (destinadas a operarios y tripulantes, como a sus hijos), «sin perjuicio de otras medidas que están evaluándose».

En ese contexto global, Zelaya rechazó las críticas formuladas por la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), en cuanto a que la plataforma social «no sirve, porque es un arreglo inviable».

Para efectos de configurar la plataforma social, sostuvo Zelaya, «se mantendrán las conversaciones con los trabajadores afectados y otros interesados, esperando de ellos aportes constructivos, los cuales se echan de menos en las recientes criticas de Asipes».