Desde el Aeropuerto Carriel Sur de Concepción, en la región del Biobío, salió, con destino al aeropuerto de Viracopos, Brasil, una carga de 2.000 kilos de pescado fresco. Se trata de la primera exportación certificada que surge desde Salmones Blumar con salida regional vía aérea, la que fue posible gracias a la tramitación documentaria realizada íntegramente con los servicios públicos de la región del Biobío, como lo son el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y el Servicio Nacional de Aduanas (SNA).

Lea >> [EN-ES] Sernapesca da otro paso en la agilización de trámites de exportación

Lea también >> Avanza sistema que facilita trámites de exportación de productos acuícola-pesqueros

La operación se llevó a cabo en presencia de los secretarios regionales ministeriales (seremis) de Hacienda, Cristian Muñoz; de Economía, Mauricio Gutiérrez, así como los directores locales de Sernapesca y Aduanas. Por parte de Blumar S.A., el gerente comercial y de valor agregado de Salmones Blumar, Daniel Montoya; el subgerente de logística de Blumar, Marcelo Álvarez, y el subgerente de sostenibilidad, Felipe Hormazábal.

Desde la compañía confirmaron que si bien ya se habían realizado algunos despachos desde este aeropuerto, solo se habían efectuado como tránsito para volar posteriormente desde Santiago a Estados Unidos.

Lea >> [EN-ES] Exportaciones de salmón impulsan la internacionalización de Carriel Sur

Lea también >> Camanchaca espera que embarques de salmón desde el Biobío a Miami se tornen habituales

Relacionado >> Primera exportación vía aérea desde el Biobío fue de recursos pesqueros

Para Daniel Montoya, este hito es muy significativo pues como empresa regional, el descentralizar los envíos aéreos dará mayor fluidez a las operaciones, así como una oportunidad de incrementar los negocios con importantes mercados.

«Es muy relevante para Salmones Blumar acortar la cadena logística y reducir los tiempos de envío desde la planta, en especial con un producto fresco, que estará en algunas horas en los principales restaurantes de sushi de Brasil, un mercado altamente exigente en términos de calidad», dijo, y agregó que se estiman despachos de hasta dos millones de dólares anuales, pudiendo aumentar hasta cinco millones cuando el aeropuerto cuente con la infraestructura necesaria.

«Estamos muy contentos porque empresas como Blumar se atreven a confiar en nuestras capacidades. Aspiramos que sean más compañías, con otros productos frescos, los que salgan como carga desde esta losa del aeropuerto. Necesitamos más actores que se involucren, no solo exportadores, sino que también empresas con servicios logísticos que permitan crecer. En definitiva, la decisión tomada por Blumar es el camino correcto», subrayó el seremi de Hacienda del Biobío.

Finalmente, el seremi de Economía aseguró que la región del Biobío avanza en desafíos logísticos. «Para nosotros la estrategia fundamental es ser los puertos de salida tanto marítima como aérea de la zona macro centro-sur», puntualizó Gutiérrez.