«Estas son noticias alarmantes que deberían preocupar a todos. Los cambios climáticos están impactando los océanos AHORA. Necesitamos cambiar y protegerlos mientras también producimos de manera sostenible más alimentos del mar».

Con esa frase la salmonicultora Cermaq se refirió a través de su cuenta de LinkedIn al informe del Departamento de Pesca y Océanos de Canadá (DFO, por su sigla en inglés) que enfatiza que la emergencia climática mundial está afectando las redes alimentarias de los océanos y causando una disminución de las reservas de salmón.

El reporte de la cartera de Estado, emitido a fines de agosto, llega en medio de lo que se perfila como lo que podría ser el peor año registrado para los retornos de salmones rojos al río Fraser.

Lea >> En Canadá: Transportan miles de salmones en helicóptero

El pronóstico de pretemporada fue de 4,8 millones de salmón rojo del río Fraser. La estimación actual: 628.000. «En esos niveles, habrá cierres completos para el salmón rojo del río Fraser para los sectores comercial, deportivo y de las Primeras Naciones. Sin embargo, puede haber oportunidades para pescar salmón rosado», subraya el documento, añadiendo que en cuanto al chinook, los retornos estimados para Canadá son de 25.000, que es aproximadamente 5.000 menos que la media de 30.000.

Los funcionarios del DFO en una sesión técnica citada por Business Vancouver (BIV) explicaron que los últimos cinco años han sido los más calurosos registrados en todo el mundo y han sido particularmente pronunciados en el hemisferio norte.

«No hay duda de que el cambio climático está teniendo un impacto significativo en nuestro salmón», lamentó el ministro de Pesca y Océanos de Canadá, Jonathan Wilkinson.

El informe ahonda que una mancha inusualmente cálida en el océano Pacífico, llamada «blob», que persistió desde 2013 a 2017, también coincidió con un fuerte evento de El Niño en 2015, lo que llevó a las temperaturas más cálidas registradas en el océano Pacífico Norte. Y las temperaturas oceánicas más cálidas de lo habitual seguramente tuvieron un impacto negativo en el salmón y en toda la red alimentaria.

Durante este período de calentamiento, se descubrió que el zooplancton del norte, que es mucho más grande que el zooplancton del sur, era del mismo tamaño pequeño que sus «primos» del sur. En tanto, los salmones no solo regresan en menor abundancia, a menudo son más pequeños y producen menos huevos por hembra.

Las disminuciones generalmente han sido más pronunciadas en el salmón del sur (río Fraser) que en los sistemas más septentrionales, como los ríos Nass y Skeena, aunque esos sistemas también han comenzado recientemente a experimentar menores rendimientos.

A su vez, la aparición de especies de peces más exóticas que se encuentran típicamente en México se han encontrado en aguas de Columbia Británica en los últimos años, lo que es un claro indicador del calentamiento oceánico.

Para más detalles lea aquí la nota publicada por BIV.

Le puede interesar >> Enfermedades del abalón en tiempos de emergencia climática

Relacionado >> COP25: Comité científico analiza mejoras a estrategias para encarar la emergencia climática

*Fuente de la foto destacada: Westernbass.com