English

El proyecto de investigación DigiSal reunió a representantes del sector privado de la industria acuícola, de la academia y de instituciones financieras en un taller sobre «el salmón digital».

“Los datos se vuelven más valiosos cuando se comparten. El uso de modelos matemáticos para aprender de las experiencias de los demás permite una respuesta más rápida a los desafíos de la industria”, dice Jon Olav Vik, líder de DigiSal y organizador del taller.

Fue los días 5 y 6 de junio cuando Olav invitó a colegas de la industria acuícola, instituciones de investigación, Innovation Norway, el Consejo de Investigación de Noruega, la Oficina de Transferencia de Tecnología (ARD Innovation) de la Universidad Noruega de Ciencias de la Vida (NMBU), el Clúster de Productos del Mar y el Centro para Vida Digital a un taller en Ski. El encuentro resultó en la formación de un grupo de trabajo compuesto por empresas, investigadores y grupos de innovación, con el Consejo de Investigación como observador.

La visión del proyecto es una base de conocimiento compartida con datos y modelos matemáticos de la biología del salmón, llamada «el salmón digital». Los oradores de los diversos sectores hablaron sobre unir flujos de datos para crear valor en la acuicultura, cómo desarrollar datos y modelos confiables, el papel habilitador del Consejo de Investigación y el proyecto DigiSal a la luz del “paciente digital”, un proyecto similar dentro de la biología de sistemas.

Equipado para nuevos desafíos

La idea básica detrás de la iniciativa es que los modelos matemáticos de los procesos biológicos son necesarios para dar sentido a los vastos datos disponibles para la investigación y el desarrollo de la acuicultura. Es que disminuir las barreras técnicas y culturales para el intercambio de datos facilitará la combinación de conocimiento nuevo y existente, produciendo nuevos conocimientos más fácilmente.

“Este fue un muy buen comienzo para lo que creo que puede convertirse en una colaboración integral y a largo plazo. Con el tiempo, también espero que esto permita que un sector unido (academia, industria y organizaciones públicas) pueda enfrentar mejor los desafíos relacionados, como por ejemplo alimentación sostenible, salud de los peces y cambio climático”, sostuvo Olav.

Para más detalles lea la versión en inglés de esta nota presionando aquí.

*Créditos de fotos: Jorun Pedersen, ARD Innovation.