Recientemente, AquaChile culminó la ampliación de su planta de procesos de Quellón, en la región de Los Lagos, convirtiéndose en la planta salmonicultora más moderna y grande del mundo con una capacidad de producción anual de 140.000 toneladas. La planta que le sigue en el mundo tiene una capacidad de producción de 90.000 toneladas y se encuentra en Polonia.

Durante 2019, AquaChile invirtió US$21 millones en la ampliación de esta planta que ahora procesa el 50% de la producción de la compañía.

La planta remodelada cuenta con 8.000 metros cuadrados construidos y da trabajo a 1.000 trabajadores.

“Estamos muy contentos con el trabajo realizado en nuestra planta de procesos de Quellón. Es una instalación de nivel mundial, con tecnología de punta, automatización y control de procesos productivos. Además, contamos con las principales certificaciones como ISO, ASC, BAP, IFS, Halal y Kosher”, explicó Juan Pablo Rodríguez, gerente industrial de AquaChile.

AquaChile es el segundo actor en la industria mundial del salmón, elabora productos de la más alta calidad, y lo hace de la mano de una producción responsable con el medio ambiente y cercana con las comunidades vecinas. Su producción mensual permite alimentar de una forma rica y saludable a más de 150 millones de personas en todo el mundo.