Luego que Compassion Over Killing (COK), una organización de activismo vegano, publicara un video donde quedan al descubierto hechos de maltrato animal en contra de salmones de cultivo, y que la autoridad regulatoria contactara a la empresa dueña del hatchery ubicado en Bingham, Maine, Estados Unidos, el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Cooke Aquaculture, Glenn Cooke, entregó declaraciones al respecto.

«Estoy decepcionado y profundamente entristecido por lo que vi hoy. Como empresa familiar, colocamos el bienestar animal en un alto nivel en nuestros estándares operativos y nos esforzamos por criar a nuestros animales con un cuidado y consideración óptimos de las mejores prácticas. Lo que vimos hoy ciertamente no refleja esos estándares», comenzó diciendo el timonel de Cooke.

Fue el pasado miércoles 16 de septiembre, cuando el Departamento de Agricultura de Maine se contactó con funcionarios de la compañía y se reunió con ellos en la planta de incubación al día siguiente (17) para discutir la denuncia, que incluía imágenes de video ocultas de la manipulación de peces en el hatchery de Bingham.

Según la información recibida del Departamento, y después de revisar las imágenes emitidas por COK, «se han producido incidentes inaceptables de manipulación de peces en las instalaciones de Bingham. Estos no son nuestros estándares y no continuarán. La familia Cooke ha estado cultivando peces durante más de 35 años y no estamos contentos con esto. Ya hemos comenzado a establecer los controles y equilibrios necesarios para garantizar que esto no vuelva a ocurrir», subrayó Cooke.

Posteriormente, afirmó que están «revisando minuciosamente el material de archivo y estamos trabajando en estrecha colaboración con el Departamento de Agricultura de Maine para revisar y garantizar que todas nuestras prácticas estén en conformidad. Estamos hablando con todos nuestros empleados e instituiremos un riguroso programa de reentrenamiento en nuestras instalaciones de Maine. Este es uno que aplicamos en todas nuestras operaciones globales para hacer cumplir la importancia del bienestar animal».

«Entendemos que la salud y el bienestar de los animales son una parte importante de la producción de animales y estamos en condiciones de gestionar esas piezas de manera efectiva», añadió el CEO de la salmonicultora, asegurando que cuentan con políticas y protocolos vigentes «y trabajamos muy duro para garantizar que nuestro equipo esté bien capacitado y cumplamos con los rigurosos estándares establecidos. Es por esto que inmediatamente comenzamos a actualizar el Plan de Gestión de Salud de nuestras instalaciones y mejorando los procedimientos y la capacitación para el manejo de protocolos. Como la mayoría, respetamos las elecciones nutricionales de cualquier persona, sea que esa dieta incluya productos del mar, carne, leche y huevos o no», cerró Glenn Cooke.

Revise a continuación el video de la denuncia: