World Benchmarking Alliance (WBA) lanzó recientemente el primer Seafood Stewardship Index, un ranking que clasifica a las 30 empresas más influyentes del mundo acuícola y pesquero, evaluando sus acciones de sustentabilidad en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Dicho indicador presenta una clasificación general basada en los resultados en cinco áreas de medición: Gobernanza y gestión de prácticas de administración; Administración de la cadena de suministro; Ecosistemas; Derechos humanos y condiciones de trabajo; y Comunidades locales.

«Estas áreas reflejan dónde los interesados ​​esperan acciones corporativas, señalando dónde las empresas pueden tener el mayor impacto», puntualizan en WBA, añadiendo que los rendimientos de las 30 compañías variaron en cada una de las categorías de medición.

«Observamos que algunas compañías están obteniendo buenos resultados en ciertas áreas, trabajando con prácticas líderes de la industria. Encontramos también fuertes estrategias de sostenibilidad, prácticas de abastecimiento y políticas de derechos humanos. En este marco, hubo algunos buenos ejemplos de cómo las empresas manejan el impacto ambiental de sus operaciones y cómo trabajan en iniciativas para una pesca y acuicultura más sostenibles. Sin embargo, el rendimiento general de la industria es bajo. Esto puede explicarse por el hecho de que la industria ha sido comparada con los ODS de la ONU, una agenda ambiciosa para la próxima década, que el mundo ha acordado colectivamente. En definitiva, el desempeño de la industria indica que las compañías de productos del mar necesitan hacer más para cumplir con los ODS, particularmente, abordando su impacto en los ecosistemas, los derechos humanos y la interacción con las comunidades locales», enfatizan en WBA.

Número 1

Thai Union Group lidera el ranking. De acuerdo con World Benchmarking Alliance, la compañía, conocida por sus marcas John West y Chicken of the Sea, se destaca al combinar objetivos, sólidos compromisos y actividades ambientales y sociales que informa públicamente. «Thai Union Group demuestra un enfoque receptivo a las violaciones de los derechos humanos en la industria acuícola-pesquera tailandesa. Esto ha estimulado un mayor escrutinio en la última década, impulsando a dos compañías que operan en Tailandia a tomar medidas positivas», valora WBA.

2 y 3

En segundo y tercer lugar, respectivamente, aparecen Mowi y Charoen Pokphand Foods. «Ambos demuestran su fuerza en la mayoría de las categorías de medición», subraya WBA.

Mowi es una empresa noruega integrada de cultivo de salmón, anteriormente conocida como Marine Harvest, y que también opera en Chile. Encabezó el ranking de la empresa más transparente con una sólida estrategia de sostenibilidad, detallando cómo maneja los impactos de sus operaciones acuícolas.

Lea >> Mowi es rankeada como la productora de proteínas más sustentable

Por su parte, Charoen Pokphand Foods, un conglomerado con sede en Tailandia, es uno de los mayores productores de camarones del mundo. «Demostró fuertes compromisos de derechos humanos y estrategias y objetivos de sostenibilidad a nivel de grupo», afirmó WBA.

Cierran el «Top 10»

El resto de los diez primeros consiste en empresas con sede en países desarrollados, predominantemente en Europa. Tres de las diez principales compañías (BioMar, Cargill Aqua Nutrition y Nutreco, todas con filiales en Chile) están activas en la industria de productos del mar a través de la fabricación de alimentos para la acuicultura -Mowi y Charoen Pokphand Foods también producen alimentos para la acuicultura-.

«Dependiendo principalmente de las cadenas de suministro, estas compañías proporcionaron mayores niveles de divulgación con respecto a sus estrategias de abastecimiento en comparación con sus pares, lo que llevó a que obtuvieran puntajes más altos en todos los puntos de referencia», adujo World Benchmarking Alliance.

En el «Top 10», específicamente en el puesto 8, aparece Mitsubishi Corporation, controladora de la salmonicultora Cermaq, que también opera en Chile.

El resto

El tramo 11 a 20 incluye un grupo de empresas con sede en diferentes continentes, incluidos Europa, Asia y América del Norte. Los lugares 21 a 30 están dominados por compañías japonesas (cuatro) y estadounidenses (tres).

«La mitad de las compañías en esta sección son de propiedad cerrada, por lo general muestran menos respeto por la divulgación pública de políticas y operaciones. Esto limita la transparencia, dificultando juzgar cómo estas empresas están trabajando para una industria acuícola-pesquera más sostenible. Shanghai Fisheries General Corporation, una de las dos empresas estatales incluidas en nuestro índice de referencia, se ubica en la parte inferior de la clasificación. Esto se debe a su grave falta de divulgación pública en todas las categorías de medición», lamentó WBA.

Presione aquí para ver el detalle de las 30 empresas.

Reacciones

Tras conocer los resultados del ranking, Skretting -ligada a la neerlandesa Nutreco- aseguró que este reconocimiento se enmarca en los constantes esfuerzos por trabajar en la agenda de sostenibilidad impulsada por la ONU. Por lo mismo, su directora ejecutiva (CEO, por su sigla en inglés) de Skretting, Therese Log Bergjord, firmó el acuerdo de los Principios del Océano Sostenible del Pacto Mundial de la ONU, comprometiéndose a garantizar la salud y la productividad de los océanos para el futuro.

«Damos la bienvenida a este índice, ya que brinda la primera referencia imparcial para describir los esfuerzos de estas compañías», comentó Trygve Berg Lea, gerente de Sostenibilidad de Skretting, agregando que también les complace estar en la lista de las mejores compañías, «porque esto permite seguir trabajando en la identificación de áreas de acción clave para alinearlas con los clientes, proveedores y socios, y de esta manera impulsar la innovación en nuestra industria, garantizando el acceso a productos acuícolas más sostenibles, saludables y seguros para la creciente población mundial».

Por su lado, Cargill Aqua Nutrition (CQN), que ocupó el puesto 6 con un puntaje total de 1.87 de 5.00, destacó esta «alta puntuación en la administración de la cadena de suministro, estableciendo objetivos para el abastecimiento de los ingredientes marinos y terrestres a través de nuestra política de ‘Mejor cadena de suministro'».

A su vez, manifestó que en las comunidades locales, la compañía «se desempeña bien debido a los programas relacionados con los medios de vida y la seguridad alimentaria, además de demostrar la transparencia en torno a los posibles efectos adversos resultantes de las operaciones».

Luego, la firma estadounidense entregó una serie de puntos relacionados con su política de sostenibilidad. A continuación los reproducimos:

– Cargill se complace en ocupar el sexto lugar entre las 30 compañías en el índice de referencia de SSI, pero también reconocemos que aún  tenemos trabajo por hacer para continuar mejorando nuestros esfuerzos de sostenibilidad, informes y mediciones.

– Sabemos que las personas están cada vez más interesadas en saber dónde y cómo se cultivó su proteína, cómo se alimentó, cómo se cuidó y más. Priorizamos escuchar y responder a estas necesidades de transparencia y expectativas en torno a la alimentación responsable.

– Nuestro informe anual de sostenibilidad de CQN describe nuestro compromiso. Reportamos avances en trazabilidad, responsabilidad, innovación y más.

– La harina de pescado y el aceite de pescado son ingredientes alimenticios importantes que proporcionan nutrientes clave para los camarones y peces de cultivo.

– La harina de pescado y el aceite de pescado pueden obtenerse de manera sostenible y Cargill Aqua Nutrition utiliza los esquemas de certificación IFFO RS y MSC para verificar que el manejo de la pesca cumpla con las expectativas de sostenibilidad.

– A nivel mundial, Cargill Aqua Nutrition tiene una Política de Abastecimiento de Materias Primas Sostenibles que establece la expectativa de que para 2025 obtendremos todos los ingredientes marinos de las pesquerías que están certificadas por IFFO RS y MSC.

– Estamos trabajando con nuestros proveedores para cumplir con esta expectativa de 2025 y hemos identificado los programas clave de mejora de la pesca (FIP), definidos por el Marine Stewardship Council (MSC) como «iniciativas de múltiples partes interesadas que tienen como objetivo mejorar una pesquería hacia la sostenibilidad y la certificación MCS».

– En Tailandia, trabajamos a través del Grupo de Trabajo de Mariscos para apoyar dos FIP; en el mar de Andaman, el golfo de Tailandia.

– En Perú, estamos trabajando con la asociación de pesca SNP, que está mejorando el manejo de la pesquería de anchoveta peruana para cumplir con los requisitos del MSC.

– Alentamos a nuestros proveedores a emprender programas de desarrollo sostenible con sus propios materiales y a compartir los resultados con nosotros.

– También utilizamos recortes de pesca y capturas: con un procesamiento simple, estos recortes se convierten en un excelente ingrediente alimenticio para peces.

– Cargill lidera la innovación en alternativas a las harinas y aceites de pescado, trabajando con cadenas de suministro internas y externas para proporcionar los nutrientes que necesitamos para alimentos saludables para la acuicultura. Por ejemplo, a través de nuestras asociaciones recientes InnovaFeed y White Dog Labs. Así es como la industria de la acuicultura podrá crecer a escala mundial.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): Mowi.