El suministro de energía eléctrica en la industria noruega de cultivo de salmón se proporciona convencionalmente a través de generadores diesel o electricidad a través de la conexión a la red continental. Es deseable, entonces, aumentar la fracción de las localidades salmonicultoras conectadas a la red en alineación con los objetivos nacionales de mitigación climática. Además, las áreas de cultivo suelen estar situadas en sectores donde la red eléctrica es débil, lo que puede hacer que la electrificación sea costosa.

Es así como Sofie Møller elaboró su tesis del Máster en Ingeniería Energética y Ambiental de la Facultad de Ingeniería del Departamento de Energía e Ingeniería de Procesos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU, por su sigla en inglés) sobre el potencial de electrificación de las operaciones in situ de cultivo de salmón en Trøndelag considerando las barreras técnicas locales de la red eléctrica existente.

«La energía y la demanda de las localidades se han mapeado y se ha analizado cómo el potencial identificado puede contribuir a reducir las emisiones de CO2 de la industria», puntualiza Sofie Møller en el estudio cuyo supervisor académico fue Johan Berg Pettersen.

Más en detalle, el mapeo reveló grandes variaciones en la demanda de energía entre localidades con una demanda promedio de 0,35 kWh/kg de salmón producido. «El 50% de las localidades de Trøndelag están electrificadas y las emisiones medias relacionadas con la energía son de 0,086 kg CO2eq/kg de salmón producido. La fracción de localidades electrificadas se puede aumentar del 50% al 83% teniendo en cuenta las barreras técnicas de la red local existente. Las medidas de eficiencia energética son cruciales si varias localidades conectadas a la misma línea de transmisión planean electrificarse. Las mejoras en la electrificación y la eficiencia pueden contribuir a reducir las emisiones relacionadas con la energía en el sitio con hasta un 86% por kilo de salmón producido. Y permitir la electrificación del recipiente de trabajo es la medida más importante para alcanzar la reducción de emisiones», sostiene en el resumen de la investigación.

Luego, destaca que la industria salmonicultora tiene el objetivo de aumentar su producción en cinco veces para el año 2050. «Incluso con este crecimiento, los resultados indican que las medidas de electrificación y eficiencia son necesarias para disminuir la emisión de energía en el sitio en línea con el objetivo nacional de mitigación en 2030. Las medidas de mitigación adicionales son necesario para alcanzar el objetivo de mitigación de 2050», subraya Sofie Møller.

Descargue aquí el estudio completo.