Un reciente artículo elaborado por Anne-May Johansen, de Nofima, analizó los mayores costos productivos que están pesando en la producción de salmónidos a nivel mundial y la razón detrás de ellos.

En el documento se asevera que «el aumento de los costos que enfrenta la industria no solo se aplica a Noruega. Los costos en países competidores, como Chile, las Islas Faroe, Escocia y Canadá, también están aumentando. Esto confirma la competitividad del salmón de cultivo noruego.

“Las fuerzas impulsoras detrás del aumento en el costo son las mismas en todos los países, pero tienen diferentes puntos fuertes. Chile ha tenido una mejora considerable en los resultados biológicos, claramente visible en los costos. Las Islas Faroe han perdido terreno después de experimentar mayores desafíos con piojos y enfermedades. Escocia y Canadá tienen los costos más altos, y aunque el aumento ha sido moderado en Canadá en los últimos años, ha sido muy grande en Escocia ”, dijo el científico de Nofima, Audun Iversen, uno de los autores del estudio «Competitividad del salmón de cultivo noruego: Costo y generadores de costos en los países competidores».

Preocupación por la competitividad

Asimismo, en el mismo documento se explica que “desde finales de la década de 1970, cuando la industria acuícola realmente se puso en marcha, y hasta 2005, la productividad aumentó y los costos disminuyeron de manera bastante uniforme. En los últimos años, sin embargo, ha habido un marcado aumento en el nivel de costos”, comenta Audun Iversen.

«Este aumento ha preocupado a muchas personas sobre la competitividad de la industria en relación con otros países competidores, otras especies de peces y otras fuentes de proteínas, como el pollo y el cerdo», afirmó el reciente informe.

El estudio concluye que todavía hay diferencias significativas de costos entre Noruega y los principales países competidores en lo que respecta al cultivo de salmón. Los gastos relacionados con smolt, alimento para peces, salarios, depreciación, impuestos y aranceles y «otros costos operativos», donde se encuentran gran parte de los costos de salud y piojos, varían ampliamente de un país a otro.
Noruega todavía mantiene una posición sólida como uno de los países más productivos, pero Chile ahora ha recuperado su posición como el productor más eficiente de salmón.

Mejora biológica significativa en Chile

Si bien los productores noruegos tienen costos de NOK$37.85 por kilogramo en 2018 (salmón cosechado y empaquetado, sin incluir intereses), los productores chilenos ahora han bajado a NOK$ 35.40. Esto es aproximadamente 6.5% más bajo que en Noruega. También hay un cambio marcado con respecto al análisis anterior, con cifras de 2015, cuando Chile tuvo un costo de producción 1 NOK más alto que Noruega.

“Chile ha experimentado una mejora considerable en los resultados biológicos, claramente vistos en los costos. Un efecto particularmente positivo ha surgido del trabajo dirigido a reducir la enfermedad (SRS)», dice Øystein Hermansen, otro de los autores de la investigación.

Costos

Los dos investigadores de economía industrial de Nofima concluyen que existen explicaciones complejas de las diferencias de costos entre los cinco países productores.

– Los costos más altos son causados ​​por condiciones naturales ligeramente menos favorables, tasas de mortalidad más altas, más enfermedades, menos escala y tecnología menos avanzada.

“Noruega todavía tiene entre las mejores condiciones naturales, buena infraestructura, grandes instalaciones, tecnología eficiente y una industria de servicios bien desarrollada. Esto significa que los productores noruegos son competitivos, incluso con un alto nivel de costos en Noruega», dice Iversen.

Lea el análisis completo de Anne-May Johansen acá.