Desde ahora, 157 mil 409 estudiantes de 730 establecimientos educacionales de la región de Valparaíso comenzarán a recibir choritos y cochayuyo, como parte de un plan que busca incorporar mayor variedad de alimentos del mar en la dieta escolar.

La iniciativa es impulsada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), a través del Programa Estratégico Mejillón de Chile, que apunta a incrementar el consumo de pescados y mariscos en los colegios públicos, para mejorar la nutrición y educar los paladares de niños y jóvenes.

LEA >> Chorito: El alimento con identidad regional que busca estar en la mesa de todos los chilenos

Los más de 157 mil alumnos que se beneficiarán con el programa están adscritos al Programa de Alimentación Escolar (PAE) de la Junaeb.

La puesta en marcha de la iniciativa se concretó en la escuela básica Brasilia de Limache, donde los alumnos participaron de actividades lúdicas y degustaron choritos apanados -gracias a una donación de la Asociación de Mitilicultores de Chile, AmiChile-, pudiendo aprender, además, sobre los beneficios nutricionales de estos recursos marinos.

LEA >> Presidente de la AmiChile: «Buscamos acercar el sector a la comunidad»

Al término de la jornada, los estudiantes almorzaron un «pastel del mar», preparación hecha en base a choritos, que se incorpora al menú Junaeb de estos colegios.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, destacó el beneficio que la medida conlleva para la salud de los escolares y aseguró que «la promoción del consumo de productos del mar es primordial para el Gobierno, al punto que está inserta en una ‘agenda social’ definida recientemente por el Ejecutivo, en beneficio de los pescadores de Chile».

LEA >> Gremios de la pesca artesanal rechazan «agenda social» del Gobierno

LEA TAMBIÉN >> Conapach: «La agenda social del gobierno es insuficiente»

RELACIONADO >> Ferepa no reconoce avances en anuncios de la Subpesca

A su vez, la directora regional de la Junaeb, María Loreto Sotomayor, valoró la iniciativa: «Hoy somos testigos de un hito importante para la alimentación escolar; gracias a un esfuerzo conjunto de distintos entes del Gobierno y de la cooperación público-privada, hoy no solo agregamos nuevos sabores y ampliamos la cultura gastronómica de los niños que comen diariamente en los comedores Junaeb, sino que, además, les entregamos más y mejores nutrientes como un apoyo integral para su educación. En momentos en que la sociedad demanda mejores servicios de parte del Estado, estamos respondiendo de manera oportuna y con los más altos estándares de calidad».

Finalmente, Javier Aros, gerente del programa Mejillón de Chile, comentó: «Creemos que es muy importante desarrollar actividades que promuevan el consumo de productos del mar, lo que no solo apoya a la industria local generando empleos, sino que además apoyamos en mejorar la calidad y nutrición que están recibiendo los niños en nuestro país».

«Los Chorifest son actividades lúdicas que buscan básicamente a través de los juegos educar a los niños en la importancia de consumir productos del mar», agregó Aros.