Hasta las oficinas del Instituto de Investigación Pesquera (Inpesca), ubicadas en Talcahuano, arribó la directora nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Alicia Gallardo, para conocer detalles del primer “Manual de Buenas Prácticas para la Pesquería del Jurel Industrial de Cerco en la Zona Centro de Chile”, iniciativa que lideró este organismo científico-técnico privado en conjunto con empresas con base en la región del Biobío.

«Valoramos y felicitamos la iniciativa que ha tenido el Inpesca y las empresas para desarrollar este manual, el que robustece aún más nuestro sistema de vigilancia. Todas aquellas medidas e iniciativas que favorezcan la prevención son tremendamente valiosas para avanzar en una actividad extractiva más sostenible», destacó Alicia Gallardo.

LEA >> Sernapesca: «Chile ya tomó la decisión de liderar a nivel internacional el manejo pesquero»

Según se explicó en la presentación, realizada por el director del Inpesca, Aquiles Sepúlveda, el manual es una herramienta que apunta a contribuir al desarrollo de la política de manejo sustentable y responsable de esta emblemática pesquería nacional y en la generación de buenas prácticas para la mitigación del descarte de la fauna objetivo y acompañante, además de la pesca incidental en la pesquería industrial de cerco de jurel.

En esa línea, la directora nacional del Sernapesca agregó que “el manual hace un gran esfuerzo por simplificar la información en cuanto a diseño y gráfica en temáticas aveces difícil de entender como lo relacionado con la pesca incidental, fauna acompañante y la respectiva identificación de especies”.

LEA >> Comienza fiscalización al descarte en naves industriales

Por su parte, Aquiles Sepúlveda aseguró que “con este manual formalizamos acciones de buenas prácticas de pesca que permiten minimizar efectos no deseados en las capturas de jurel, y contempla también procedimientos de cuidado, tratamiento y devolución de especies consideradas como protegidas en el ecosistema”.

Cabe destacar que las tripulaciones de todas las empresas participantes, entre las que se cuentan a Alimar, Blumar, Camanchaca, FoodCorp, Pesquera Litoral, Landes y Orizon, se sometieron a un programa de capacitación en el Inpesca, lo que ha permitido poder poner en práctica los objetivos y acciones del manual durante la presente temporada de pesca.

LEA >> Industriales pesqueros destacan producción de 190.000 toneladas de jurel para consumo humano

Este manual de buenas prácticas se enmarca en el plan de mejoras de la certificación del jurel bajo el estándar del Marine Stewardship Council (MSC) que establece que es una pesquería sustentable y responsable con el medio ambiente, lo que permite utilizar el sello azul en los productos industriales de consumo humano.

LEA >> Jurel chileno recibe reconocimiento internacional de sustentabilidad

LEA TAMBIÉN >> En Chile y el mundo: Las certificaciones que capturan a los recursos pesqueros

*Créditos de la foto destacada (de contexto): Mauricio Altamirano | Oceana Chile.