Recientemente, inició operaciones en Chile la empresa de origen noruego, Smir, la cual está promoviendo en el país su tecnología “Hydrolicer”, la cual, luego de cinco años de desarrollo, ha estado mostrando importantes resultados en el combate del piojo de mar en el hemisferio norte. Se espera que estos mismos resultados sean replicados en la salmonicultura local.

El encargado del desembarco de Smir en Chile es Ricardo Moraleda, ingeniero en Acuicultura con más de 20 años de experiencia en el sector. Según lo explicado por el ejecutivo, Hydrolicer es fruto de un trabajo de largo aliento emprendido por los fundadores de la compañía –Odd Einar Grøntvedt y Frank Øren– y que contó también con apoyo de algunas productoras de salmónidos de alcance global, como Mowi.

¿Cómo funciona? Hydrolicer es un sistema integrado que trabaja en una remoción amigable y sustentable del piojo de mar desde la piel de los peces. Se trata de una serie de equipos que se cargan sobre un barco, barcaza o wellboat, donde, lo primero que se hace, es succionar a los peces para que, ya sea al interior de la embarcación o en un contenedor, reciban el tratamiento en cuestión. Este consiste en un lavado con agua –a una muy baja presión que no afecta el desempeño de los ejemplares– con lo cual se desprenden los parásitos adheridos. Posteriormente, el salmón es direccionado a un contador de peces para ser muy pronto devuelto a la balsa jaula en óptimas condiciones.

“El agua y los piojos, en tanto, son direccionados a filtros rotatorios donde los parásitos son capturados y eliminados. De esta forma, el sistema disminuye la infestación, pero, además, protege el medio ambiente, pues no usa químicos. Con esto, se evita la generación de resistencia también”, destacó Ricardo Moraleda. Precisó que, luego del tratamiento, los peces presentan, de forma inmediata, comportamiento de nado normal, estando listos en pocas horas para recibir alimentación.

Experiencia escocesa
El ejecutivo chileno viajó en diciembre pasado a Escocia, donde, a bordo del barco Hydro Pioneer, pudo comprobar el desempeño de este sistema. “La operación de Hydrolicer fue muy automatizada y precisa. Sólo una persona operó todo el equipo desde el puente de mando y dos o tres personas en cubierta apoyaron con las maniobras y muestreos. Los resultados fueron muy buenos. El equipo pudo limpiar hasta 99% de parásitos en salmón y logró un promedio de 96% de limpieza. Los conteos iniciales fueron de 10-50 individuos por pez y los conteos finales de 0,3-1,4 individuos por pez en promedio”, relató.

Ricardo Moraleda destacó que se cree que la tecnología podría tener incluso mejores resultados en Chile, debido a que aquí el piojo de mar (Caligus rogercresseyi) es de menor tamaño en comparación con el que ataca a los salmónidos en los otros países salmonicultores (Lepeophtheirus salmonis).

Hasta el momento, Smir ha vendido más de 30 sistemas de este tipo, sumando más de 130 líneas operando en las más relevantes productoras de salmónidos a nivel mundial –como Cermaq y Mowi– teniendo hoy presencia en países como Noruega, Canadá, Escocia Islas Feroe e Irlanda.

En Chile, la firma espera concretar en los próximos meses las primeras ventas, considerando tanto productoras de salmónidos que deseen contar con sus propios sistemas, o prestadores de servicios que quieran incursionar en esta solución sustentable para la remoción de parásitos.

Para mayor información, contactar a Ricardo Moraleda al fono: +56 9 8228 2002 o escribiendo al correo: moraleda@smir.no.