Los pescadores de la caleta San Pedro de Concón, en la región de Valparaíso, cumplirán dentro de unas semanas con uno de sus mayores anhelos: contar con una planta desalinizadora que suministrará agua potable a un proyecto de cultivo de truchas.

LEA >> Román Zelaya tuvo su primera salida a terreno como subsecretario de Pesca y Acuicultura

La habilitación de la desaladora entró en su fase final. De hecho, ya se han realizado algunos testeos, con la participación de los pescadores beneficiados.

La nueva planta -que implicó una inversión pública de $60 millones- aportará dos mil litros diarios del elemento hídrico al enclave costero. Su funcionamiento será clave para surtir de agua potable a los estanques del primer centro de cultivo de truchas arcoíris ubicado en una caleta urbana, iniciativa pionera en el país que también lleva adelante el Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa).

LEA >> Caletas de la región de Valparaíso reciben fondos por $286 millones

Las desaladoras captan agua del mar y la convierten en apta para el consumo humano, tras someterla a un proceso de tratamiento y filtrado (osmosis inversa). Esta instalación tendrá un funcionamiento amigable con el medio ambiente, pues se alimenta con energía proveniente de paneles solares.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura (s), José Pedro Núñez, destacó que «la próxima habilitación de la planta desalinizadora es un gran paso para los pescadores de caleta San Pedro de Concón, ya que su puesta en marcha será vital para el nacimiento de uno de los proyectos más innovadores y novedosos del país: el cultivo de truchas arcoíris en una caleta de pescadores urbana». La autoridad agregó que «este proyecto es un ejemplo concreto de diversificación productiva y agregación de valor».

Por su parte, la presidenta del Sindicato de Pescadores de Caleta San Pedro de Concón, Julieta Núñez, sostuvo que «la planta desalinizadora ayudará a mantener un suministro constante de agua a nuestro proyecto de cultivo de truchas». Y añadió: «Ya hemos hecho los primeros testeos y solo falta concluir el proceso».