Ubicada en el límite norte de la región del Maule se encuentra caleta Boyeruca, perteneciente a la comuna de Vichuquén. Tres armadores artesanales, dos sindicatos de pescadores y algueras componen los usuarios de la pesca artesanal de este sector, que son visitados una vez al mes por el equipo de la oficina de Sernapesca Licantén.

Boyeruca es reconocida por su condición de aislamiento geográfico y deficiente conectividad, por eso fue elegida para comenzar el circuito de visitas que está realizando la nueva oficina móvil de atención a usuarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en Maule.

«Esta caleta está en el límite con la región de O’Higgins, distante a una hora de nuestra oficina más cercana, y no tiene señal fluida de internet en toda la caleta, por eso la unidad de atención móvil llegó hasta acá equipada para atender diversos trámites, desde recepcionar la declaración estadística de extracción de recursos pesqueros, emitir certificados de registro, enseñar procedimientos de rescate de fauna hasta vender licencias de pesca recreativa. Aprovechamos de conversar con los dirigentes, vecinos y también con la ciudadanía general», expresó el director regional (s) de Sernapesca Maule, Héctor Póntigo.

LEA >> Explican cómo actuar ante avistamiento y varamientos de especies protegidas

Encabezados por Chungungo, la nueva mascota de Sernapesca, el equipo de difusión abarca las amplias temáticas que atiende la entidad fiscalizadora. «La presencia del corpóreo marca de inmediato una diferencia en la puesta en escena de atención. Y los usuarios perciben que nuestra visita tiene un afán amigable y que llegamos a la caleta para entregar un servicio público. Además, son numerosos los turistas que se acercan a preguntar quiénes somos y qué hacemos, lo que nos permite visibilizar a la institución más allá de nuestros usuarios directos», explicó Póntigo.

La estrategia de difusión directa en las caletas de Maule siguió en Llico, donde la recepción también fue muy positiva, atendiendo a numerosos usuarios y visitantes. Continuarán en las próximas semanas visitando Duao, Pellines, Loanco, Pelluhue, entre otras. Son 2 mil 600 los pescadores artesanales de esta región, que se dedican principalmente a la extracción de la merluza común, uno de los recursos pesqueros más importantes del país.