El Organismo Nacional de Sanidad Pesquera de Perú (Sanipes) viene investigando la prevalencia y genotipo del virus de la Necrosis Pancreática Infecciosa (IPNv, por su sigla en inglés) en la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss), especialmente en los departamentos de Puno, Huancavelica, Junín, Cusco, Ayacucho y Lima.

«Conociendo la distribución y el genotipo del IPNv se podrá mejorar la gestión sanitaria en la actividad acuícola y el fortalecimiento de la capacidad diagnóstica, lo que deberá contribuir a su reducción progresiva», aseguran desde el Sanipes.

A la fecha, en dichas regiones se viene obteniendo información clínica y epidemiológica mediante la toma de muestras en los centros de cultivo, las que son sometidas a pruebas de biología molecular de reacción de la cadena de la polimerasa de transcriptasa reversa (RT-PCR), en los laboratorios del Sanipes.

Como resultado final del proyecto, la entidad conseguiría que los productores acuícolas disminuyan sus pérdidas económicas y mejoren sus índices productivos.

«Con esta investigación, buscamos contribuir con la sostenibilidad del cultivo de trucha arcoíris, obteniendo resultados fidedignos para el tratamiento y prevención del agente infeccioso, y con el mayor conocimiento disminuir el riesgo de ingreso de patógenos que afecten el cultivo de trucha en el país», afirmó el presidente ejecutivo del Sanipes, Johnny Marchán, recordando que en septiembre de 2019 el Ministerio de la Producción (Produce) autorizó la transferencia de recursos por más de 900 mil soles peruanos (US$266 mil) a favor del Sanipes, para la investigación de la presencia del virus.