Transformación digital: La hoja de ruta para el crecimiento

Resulta sencillo ver cómo la transformación digital está nutriendo negocios o áreas relacionadas al comercio electrónico, tecnologías de la información, experiencias de compra o fidelización de clientes. Pero, ¿qué pasa con industrias tradicionales como la acuicultura, la minería o la agroindustria? ¿Entendemos realmente los beneficios y oportunidades que entrega la digitalización?

Para responder esta pregunta, primero debemos saber qué significa la transformación digital de nuestros negocios, y aclarar que esto va mucho más allá de contar con conexiones a Internet inalámbricas, páginas web activas o sistemas de pago en línea.

La transformación digital es integrar la tecnología al corazón de nuestra organización y su trabajo, buscando oportunidades de mejora que vayan desde lo operacional hasta lo organizacional. Así, seremos capaces de encontrar ventajas competitivas para el crecimiento de la empresa.

El uso de la tecnología permite abrir puertas con enormes beneficios en cuanto a procesamiento de información, que antiguamente era imposible generar. Tener datos desintegrados sin una herramienta que permita consolidar detalles de nuestros clientes, porcentajes de venta o comportamiento ante ofertas y promociones, es algo que ya no nos debería pasar.

La tecnología nos permite generar datos duros, gracias a los cuales tomamos decisiones estratégicas, más informadas y en menor tiempo. Hoy, con tan solo un software las empresas pueden centralizar su información, saber en tiempo real qué está pasando y así tener capacidad de reacción inmediata ante problemas u oportunidades que pueda presentar su operación.

En el caso de Innovex, este nuevo escenario nos ha permitido ofrecer diversos servicios a la acuicultura, trabajando -por ejemplo- en el monitoreo y control submarino automatizado, gracias a lo cual las empresas pueden destinar más recursos a otras áreas estratégicas de la compañía, y al mismo tiempo, mejorar sus indicadores productivos, bajando costos y aumentando la productividad en menos tiempo.

Todas las empresas pueden y deben digitalizar sus procesos. En un principio, incluir estas tecnologías necesitará tiempo y esfuerzo, pero los beneficios se verán rápidamente. En el caso de los emprendedores, representa una oportunidad clave, ya que tienen la misión de continuar generando plataformas que acerquen a las empresas tradicionales al uso de la tecnología, mostrando esta hoja de ruta como una alternativa real para su crecimiento.