Testigos de la acuicultura chilena

La Feria AquaSur celebra su décima edición, posicionada como el encuentro acuícola más importante del Hemisferio Sur y que además consolida a Puerto Montt como capital de esta actividad.

En su primera versión realizada en 2002, este encuentro tuvo poco más de 100 expositores que se reunieron en una superficie de 2.500 m2, sin embargo, para este 2018, se han confirmado más de 300 stands en un espacio de 14.500 m2. Y de los 5.000 visitantes iniciales, hoy se proyectan más de 25.000 personas provenientes de más de 60 países.

Asimismo, la presente versión de AquaSur se da en un marco especial: los 30 años de nuestra publicación AQUA.

Si en nuestra primera temporada de AQUA reportábamos que las exportaciones de salmón alcanzaban las 3.153 toneladas netas y que los retornos eran de poco más de US$39 millones, en la actualidad estas cifras se alzan por sobre las 520.000 toneladas netas y con ventas por más de US$4.600 millones. Asimismo, hace tres décadas la industria producía principalmente trucha y salmón coho en 128 centros de cultivo concentrados en la Región de Los Lagos. En el presente, la actividad utiliza cerca de 400 centros distribuidos entre las regiones de Los Lagos y Magallanes, y la principal especie engordada es el salmón Atlántico. Sin duda, esta actividad ha tenido una expansión notable en mercados, productos, tecnologías y territorios.

Por su parte, la industria del mejillón recién tomaba forma y exportaba solo 305 toneladas equivalentes a poco más de US$800.000 y que hoy se han traducido en 80.000 toneladas netas y con retornos superiores a los US$200 millones. También se reportaban los primeros pasos en diversificación, de la mano de especies como el turbot, abalón, ostiones y merluza austral, algunos de los cuales se han incorporado en la canasta exportadora nacional.

El epicentro de la consolidación y crecimiento de la acuicultura en Chile es la región de Los Lagos. A principios de la década de 1990, unas 60 compañías producían salmónidos en un área cuyo Producto Interno Bruto (PIB) no sobrepasaba los US$900 millones. Actualmente, la producción se ha consolidado en torno a 20 compañías de mayor tamaño, con un PIB regional que excede los US$4.000 millones y un cluster que integra más de 1.500 empresas proveedoras. El encadenamiento de esta actividad ha impactado positivamente en otros ámbitos, por ejemplo, la educación y el desarrollo tecnológico. Hoy Puerto Montt alberga a más de 40.000 estudiantes de educación superior y a una decena de centros de base tecnológica acuícola de clase mundial.

Todo proceso de desarrollo enfrenta sus propios desafíos. Y en estos 30 años hemos sido testigos de cómo la industria sorteó las primeras dificultades sanitarias con el BKD, luego con el SRS y con la gran crisis el virus ISA. También, AQUA pudo apreciar las primeras floraciones algales a fines de la década de 1980, la preocupación que comenzó a generar las “sombras” bajo las balsas jaula construidas a base de madera y la dura batalla emprendida por la salmonicultura para disminuir el uso de antibióticos. Han sido grandes lecciones y aprendizajes que hemos cubierto oportuna y profundamente y que invitan a mirar los desafíos de los próximos 30 años con una actitud audaz, colaborativa y creativa.

Entre los grandes desafíos se encuentra la necesidad de contar con una normativa acorde con el desarrollo proyectado por la actividad, un mejoramiento en las relaciones con todos los grupos de interés de la acuicultura, una mayor diversificación acuícola y la adopción de nuevas tecnologías que permitan a esta industria cumplir cabalmente con su destino y satisfacer la creciente demanda mundial por alimentos de calidad.

AQUA estará allí como testigo y narrador de esta nueva fase histórica.