A mediados del año pasado, en la ciudad noruega de Stavanger, se realizó una nueva versión de AquaVision, la conferencia internacional que organiza bianualmente Skretting, la productora global de alimento para la acuicultura perteneciente al holding Nutreco. Frente a unos 450 delegados de todo el mundo, el CEO de la compañía, Knut Nesse, sorprendía a la mayoría de los presentes al anunciar que dejaría su cargo a fines de ese mismo año para dedicarse, entre otras responsabilidades, a la organización ambiental SeaBos.

En la misma reunión, Nesse adelantaba a los presentes que el cargo de CEO en Skretting recaería –a partir de agosto de 2018– en la escandinava formada en finanzas y administración, Therese Log Bergjord, quien tuvo como una de sus primeras tareas efectuar el tradicional resumen de los principales temas tratados por los expositores durante AquaVision, llamando a los representantes acuícolas a realizar todos los esfuerzos posibles para “seguir avanzando en forma sostenible”.

El llamado realizado por quien también fuera ejecutiva en Pan Fish (actual Mowi) o directora de SalMar no es nada menor. Por un lado, se sabe de la creciente demanda y necesidad por aumentar la oferta de proteínas provenientes del mar, pero, por otro, la tasa de crecimiento de la acuicultura global ha sido solo de un 1,4% (2013-2017), muy por debajo de lo requerido por la población mundial; mientras que han aumentado los desafíos ambientales que debe enfrentar la actividad, como la polución, enfermedades o depredadores.

A juicio de la ejecutiva, algunas de las llaves que permitirán abrir definitivamente las puertas hacia la llamada “Revolución Azul” son la colaboración, tecnologías y mucha investigación y desarrollo (I+D), las mismas que buscará seguir potenciando desde su nuevo cargo en Skretting.

Entre 2003 y 2006, trabajó en la industria de la acuicultura. ¿Qué cambios ha visto en la industria del salmón entre su primera incursión y su regreso en 2017?

La acuicultura es una industria de gran desarrollo y creo que ahora estamos viendo un aumento mucho más rápido en esta dirección. Skretting está abrazando este cambio y considerando oportunidades de negocio fuera del modelo tradicional de los alimentos para peces. Por ejemplo, hemos postulado a concesiones de I+D en Noruega y en asociación con otros actores del rubro. Además, he advertido que la producción de peces en tierra está entrando fuertemente a competir con los cultivos tradicionales. El otro cambio se relaciona con la aplicabilidad de las nuevas tecnologías. En este sentido, estamos trabajando junto con nuevas compañías que tienen soluciones tecnológicas interesantes que pueden aplicarse a la acuicultura, por ejemplo, de India e Israel.

En tanto, entre 2006 y 2017, su vida laboral se concentró en otros sectores económicos. ¿Por qué decidió volver a la acuicultura?

Abandoné la industria por algunos años para asumir el cargo de gerente general para Compass Group en Noruega (2013-2016), una compañía de servicios de alimentos y asistencia. En total, y considerando el sector financiero, he trabajado en tres industrias muy diferentes, lo que me ha permitido aprender mucho. Sin embargo, cuando el director general de Nutreco (en ese entonces Knut Nesse) me llamó para preguntarme si quería volver a Skretting, supe de inmediato que debía dar un gran sí, porque creo que esta industria tiene un gran propósito y que, como Skretting, tenemos una gran misión: alimentar el futuro. ¿No es genial?

A fines de 2018 asumió formalmente el cargo de CEO de Skretting. ¿Qué sello le gustaría imprimir a su administración?

Mi sueño, y la ambición de Skretting, es lograr una producción sostenible de alimentos y garantizar el acceso de proteínas esenciales para la creciente población mundial. Una de nuestras principales prioridades es entender aún más los componentes de las materias primas que tenemos hoy y encontrar nuevos ingredientes. Nos llevó 30 años de investigación ser independientes de la harina de pescado y, un par de años más, buscar un reemplazo para el aceite de pescado. De hecho, Skretting es el único productor de alimentos para peces con el conocimiento para formular dietas completamente libres de estas materias primas. Al mismo tiempo, continuamos trabajando junto con nuestras materias primas existentes, ya que nuestro objetivo no es necesariamente eliminar ingredientes particulares, sino independizarnos de cualquier materia prima única.

De la mano de esta investigación, nuestro trabajo es comprender mejor la fisiología animal. La acuicultura todavía es una industria relativamente joven y con muchas oportunidades en el futuro. Por supuesto, la nutrición de los ejemplares es muy importante, pero en nuevos mercados también vemos que la forma en que alimentamos y la interacción entre las dietas y otros elementos es igualmente importante. Trabajar con soluciones y modelos digitales es otra de las prioridades de nuestra agenda de desarrollo.

Además, considero que un enfoque de colaboración es esencial y es necesario entender que estamos todos juntos en esto, y que ningún actor puede hacer un cambio significativo en forma individual. Es fundamental que todos podamos involucrarnos y hacer de la acuicultura la industria más productiva y sustentable posible. A mí me encantaría ver a las personas comiendo más productos marinos cultivados. Es una de las fuentes de proteínas más saludables que podemos consumir como seres humanos y debemos asegurarnos de que se comprenda su valor para poder continuar alimentando el futuro.

En general, ¿cuál es su visión para los próximos años en relación con la industria global del salmón? ¿Qué proyecciones y desafíos ves?

Tenemos una potente agenda de desarrollo para este 2019. Por ejemplo, Skretting inaugurará la planta de alimentos para camarones más grande del mundo en Ecuador para respaldar el crecimiento de esta industria. Tenemos una posición muy fuerte en dicho mercado y esperamos continuar las excelentes relaciones con nuestros clientes de ese país.

Estamos muy contentos de invertir en innovación radical y disruptiva a través del equipo de Skretting ARC, con el objetivo de impulsar aún más nuestra industria. Por supuesto, la digitalización ocupa un lugar destacado en nuestra agenda y esperamos mostrar nuestras capacidades en este espacio durante el próximo año.

Además, la acuicultura en tierra ofrece muchas oportunidades y estamos dispuestos a resaltar aún más nuestra amplia experiencia y excelentes dietas de recirculación para apoyar el crecimiento de este sector. Por supuesto, esto no solo es relevante para el salmón, sino para todas las especies. Esperamos expandir nuestro compromiso en esta cadena de valor durante 2019.

Hacia el futuro, estamos viendo una mayor participación de la acuicultura como medio para alimentar a la creciente población mundial de manera sostenible. En Skretting, estamos felices de que la industria sea parte de esta conversación y continuaremos contribuyendo activamente al prestigioso desarrollo de nuestra industria.

Como líder en el sector de alimentos para peces y camarones, tenemos una gran responsabilidad y tenemos la intención de estar a la altura de la tarea.

Además de nuestra contribución individual, creo que necesitamos iniciativas conjuntas globales para trabajar juntos en esto, y todos tenemos un papel que desempeñar. Instancias como SeaBOS y GSI (Global Salmon Initiative), combinadas con un compromiso positivo con los grupos locales, seguirán siendo muy importantes. La licencia para crecer depende de la biología y la sostenibilidad, pero también del compromiso social.

Desde una perspectiva empresarial, esperamos que la consolidación de la industria acuícola continúe, junto con un fuerte desarrollo en innovación, digitalización y tecnología.

Debido a su presencia en otras especies de acuicultura, ¿qué especies ven con mayores oportunidades a nivel mundial y, específicamente, en América Latina?

Skretting tomó la decisión de diversificarse de los mercados tradicionales hace muchos años. Esta ha sido una estrategia favorable para nosotros y nos enorgullece decir que hemos desarrollado una gran competencia en el sector de nutrición de camarones y tilapia, lo que se suma a nuestro conocimiento actual sobre salmónidos y especies marinas.

El 2018 fue un año muy positivo para Skretting y estoy muy orgullosa de nuestros logros. Específicamente, los puntos destacados fueron incluir nuestra dieta funcional Protec y nuestra oferta completa de productos y servicios para camarones. Los excelentes resultados de Protec son una razón para estar orgullosos: esta dieta de salud realmente apoya a los clientes en tiempos difíciles y los beneficios son claros, como los mostrados recientemente en el estudio comparativo que realizó GSI.

La cartera completa de productos para el camarón, junto con nuestro concepto de cultura de precisión, han mostrado excelentes resultados en todo el mundo. Nuestros colegas en Ecuador lanzaron Skretting 360+ y es fantástico ver resultados concretos y un mayor beneficio para nuestros clientes.

Además de nuestros productos, continuamos invirtiendo en innovación, y actualmente estamos construyendo cuatro plantas de alimentos en el mundo y hemos invertido en nuevas instalaciones de investigación en Chile y Ecuador, que estarán operativas a corto plazo.

En términos de volumen, vemos oportunidades de crecimiento en Asia y América Latina, pero también nuestra estrategia de crecimiento se centra en la I+D y la eficiencia. Estamos seguros de que nuestra experiencia y competencia global pueden garantizar un crecimiento saludable en nuevos mercados. Expandirnos más en estas áreas también está en línea con nuestra misión. Nos gustaría ver a la acuicultura creando oportunidades de trabajo y apoyando el desarrollo de la comunidad local. Como mencioné anteriormente, nuestro objetivo es alimentar el futuro. Nos comprometemos a mejorar la acuicultura para garantizar su posición como el productor de proteínas clave del futuro, en cualquier parte del mundo.