Foto: Editec
Foto: Editec

Recursos pesqueros: Avanzadas tecnologías para procesamiento

Las plantas de proceso de recursos del mar tienen a su disposición numerosas y sofisticadas tecnologías destinadas a dar un buen tratamiento a la materia prima y asegurar un trabajo rápido y eficiente.

La industria pesquera chilena está cada vez más interesada en agregar valor a los recursos extraídos del mar. Es que, ante capturas cada vez más bajas, ha sido necesario reorientar el negocio y sacar el máximo provecho a la materia prima que se obtiene con el fin de lograr mejores precios. Por ejemplo, hace unos años solo el 4% del jurel se destinaba a consumo humano –el resto iba a harina y aceite de pescado–, mientras que hoy el 80% es procesado con estos fines.

El gerente de Pesquera Landes, Andrés Fosk, comenta que “el valor agregado es lo que ha permitido que nuestra empresa permanezca en el tiempo. Hemos sido capaces de mantener y hacer crecer el tamaño de nuestra actividad operando cada vez con menos materia prima”. Añade que “la tecnología nos ha ayudado en el manejo de información, calidad de nuestros productos y controles de calidad a lo largo de la cadena de valor”.

Es así como hoy las empresas pesqueras –sobre todo del Biobío al sur– cuentan con plantas de proceso equipadas con avanzadas tecnologías, donde se elaboraran, principalmente, productos a base de recursos de la pesca blanca como merluza común y merluza austral. El último tiempo también hay plantas que están procesando jibia, molusco cefalópodo de carne blanca que hoy tiene una amplia presencia en las aguas chilenas.

La pesca artesanal también ha avanzando en este ámbito. En la Región de Los Ríos, la Federación Interregional de Pescadores Artesanales del Sur (Fipasur) cuenta con una planta de proceso, así como con un sistema de venta –a través de la iniciativa “Pesca en Línea”– con el fin de comercializar de mejor forma sus recursos. En la Región de Los Lagos, en tanto, conocida es la Caleta Anahuac de Puerto Montt, donde también se montó una planta con el fin de obtener mejores ganancias de la pesca que allí se desembarca.

Innovaciones

Pero, ¿qué hay de nuevo en términos de procesamiento? La más reciente tecnología para pesca blanca de la empresa de origen alemán, Baader Chile, que está presente desde hace varios años en el país, es la máquina fileteadora Baader 582 que actúa en combinación con la despieladora Baader 59. Esta unión, según la gerente de Marketing de Baader Alemania, Regina Dedow, “permite un flujo de trabajo más eficiente en la línea de proceso y una mayor economía”.

La ejecutiva añade que esta máquina –que posee herramientas informáticas de control– está diseñada para producir una mejor calidad de filete. “Trae mejoras en términos de la higiene, seguridad alimentaria, mantenimiento y rendimiento, lo da origen a un mejor resultado y un mayor control de la producción”, precisa.

En tanto, la empresa de origen islandés, Marel, cita entre sus últimas innovaciones las máquinas SpeedBatcher y SmartLine, las que se suman a su software de control “Innova”. Es así como la primera es un equipo de loteo inteligente, que permite separar de manera rápida y precisa productos como aletas, anillas y rabas, entre otros. Una sola máquina puede lotear hasta 14 toneladas en 1 hora en grupos de 20 Kg (o el peso que se precise). Por su parte, el SmartLine, es un equipo de clasificación y loteado inteligente que permite realizar de manera simultánea la clasificación y separación de diferentes tallas de productos como daruma, rejo, nuca y filete, con una capacidad de hasta 120 piezas por minuto.

“Innova, a su vez, nos permite controlar en tiempo real indicadores como productividad, rendimiento, sobrepeso y calidad. Podemos tener una visión completa y precisa de lo que sucede en los procesos desde la oficina o desde nuestro propio celular”, comenta el responsable de Ventas para la Industria Pesquera de Perú y Ecuador de Marel Latinoamérica, Zarko Minic.

Estas compañías también ofrecen algunas alternativas para procesamiento de la materia prima a bordo de las embarcaciones, como descabezadoras, evisceradoras y algunos equipos compactos en el caso de Baader. También sistemas de pesaje y clasificación e, incluso, líneas de producción integradas en el caso de Marel.

Procesamiento de jibia

Dado el boom que ha tenido la jibia en el país, han surgido también variadas tecnologías para su procesamiento. En Puerto Montt, está Aceros Tecsur, empresa nacional que vende una máquina despieladora de este molusco, la que es capaz de procesar 500 kg/hr del molusco con dos personas en la operación: una que alimenta la máquina y otra que ordena el empaque de salida. En condiciones óptimas, puede procesar 4.000 kg/día. Además, se puede ampliar la producción obteniendo otro equipo paralelo a la línea de proceso.

Aceros Tecsur cuenta también –entre varias otras– con máquinas laminadoras de jibias (simples y dobles), con las cuales se pueden estandarizar cortes con bastante precisión. De igual forma, posee una máquina tenderizadora, que es capaz de cortar las fibras de la carne, para obtener un producto más blando. Esta última tiene una capacidad de 800 kg/hr.

Marel también provee tecnologías para la jibia, las que permiten reducir el sobrepeso, así como mejorar la productividad y rendimiento de la especie. En este ámbito, destacan los equipos ya citados SpeedBatcher y SmartLine. A ellos, se les puede incorporar la aplicación del software Innova de Marel para tener un mayor control de la producción.