El etiquetado de los alimentos es un tema que ha cobrado relevancia en la actualidad, debido a las altas exigencias que imponen tanto las autoridades como los mercados de destino, los que solicitan información transparente y sencilla sobre las propiedades y el origen de las importaciones que reciben cada año. Los consumidores tampoco quedan fuera de esta tendencia, buscando adquirir productos certificados y con etiquetados claros que indiquen datos precisos acerca de aquello que compran.

Y es que se cree que un correcto etiquetado, que incluya datos sobre el origen, ingredientes, aportes nutricionales y fechas de envasado y vencimiento, puede estimular la adquisición de recursos del mar ya que, al entregar esta y otras informaciones, se garantiza a los consumidores que el alimento que tienen a su disposición es seguro, legal y nutritivo, ayudándolos a tomar una correcta decisión de compra.

Mejores cualidades operativas

La industria acuicultora cada día se consolida más, llegando a ser la segunda actividad industrial más importante de Chile, después de la minería. En línea con los crecientes desafíos productivos del rubro y las nuevas tendencias de mercado, las empresas proveedoras de tecnologías de etiquetado han optado por ofrecer a sus clientes equipos y maquinarias que reúnen cada vez mejores cualidades operativas y permitan realizar un marcado de productos de manera eficiente, simple y que no requiera integrar mayores sistemas en las plantas de proceso.

Demarka es una empresa de soluciones en etiquetado que integra equipamientos para el desarrollo de proyectos de codificación, identificación y trazabilidad. Cuenta con tecnología e insumos para los diferentes procesos de marcado de productos y requerimientos sanitarios. Según comenta la jefa de Marketing de la compañía, Angélica Pino, “los sistemas de aplicadores de etiquetas facilitan la automatización de los procedimientos, acortando los tiempos de productividad, mientras que los validadores de peso y de información permiten la confirmación y consistencia de los datos”.

Por su parte, Multivac Chile es una empresa que hace más de 40 años desarrolla soluciones de marcado para los más variados sectores. Cuenta con una amplia gama de sistemas de etiquetado, impresoras y equipos que abarcan desde impresiones estándar hasta el desarrollo de sistemas individuales para cada cliente. Así, la compañía presta servicios que permiten que los procesos productivos de la industria no se detengan, siendo el sistema de termotransferencia el que presenta mayor demanda en la industria de productos del mar.

Las impresoras por termotransferencia de Multivac, gracias a las distintas anchuras de impresión, opciones de manejo y modelos, alcanzan altos resultados en etiquetas, láminas y envases, además de ser una técnica menos invasiva que la impresión por inyección de tinta. “Este sistema es el más usado en la industria acuícola dada su variedad para imprimir textos alfanuméricos, logos y símbolos. Permite incorporar la impresión dentro del mismo proceso de envasado, evitando tareas adicionales y, por ende, consiguiendo un menor costo operativo”, detalla la encargada de Marketing de la compañía, María José Justiniano.

Siguiendo la línea de la optimización de tiempo y costos, Smartpack, empresa chilena especializada en automatización y embalajes amigables con el medio ambiente, ofrece a la industria los equipos Print & Apply APL de sus representados United Barcode Systems, los cuales, según afirma el gerente general de la compañía, Juan Carlos Vial, “permiten automatizar la fase de identificación de los embalajes secundarios mediante la impresión y el etiquetado, con la máxima seguridad y precisión, garantizando un óptimo resultado que facilite información en tiempo real sobre la producción: referencia, cantidad, consumo preferente, lote y código de barras”.

Otra mejora que se ha implementado para los alimentos del mar tiene que ver con el desarrollo de etiquetados que puedan responder adecuadamente ante la congelación y riesgo de desprendimiento en los productos y unidades de embalaje a pesar de las largas distancias de traslado que tienen que soportar. Según comenta la ejecutiva de Demarka, el tipo de etiqueta que presenta mayor demanda en la acuicultura son las de contacto directo.

“Las de polipropileno (OPP) son especializadas para recursos marinos, ya que pueden adherirse en productos que han sido sometidos a humedad extrema”, afirma Angélica Pino, agregando que “dentro de sus ventajas encontramos el que funcionan en condiciones adversas, como humedad y temperaturas bajo los 17°C, y que presentan una impresión durable en el tiempo”, lo cual es sumamente importante en estos alimentos que deben mantener la cadena de frío hasta llegar a los mercados de destino.

Por su parte, el ejecutivo de Smartpack recalca que “es imprescindible contar con las herramientas correctas para cada aplicación de etiquetado y es ahí donde nosotros asesoramos con productos de primera calidad, diseñados con materiales que resistan el proceso productivo, ambientes húmedos, transportes en frio o aéreos”. Para ello, la empresa cuenta con estuches de cartulina, etiquetas de BOPP, de papel especial para humedad, micro perforación o pre picados.

Etiquetado para góndolas

Otra línea de trabajo que ha sido explotada por estas compañías que llevan años acompañando a la industria acuicultora, tiene que ver con mejorar la presentación de los alimentos en los puntos de venta, es decir, lograr un complemento entre envase y etiquetado, de manera de producir mercadería atractiva que se destaque en las vitrinas. Esto debido a que, como comenta el gerente general de Smartpack, “el packaging y la imagen del producto son tan importantes como la calidad”.

En ese sentido, “el etiquetado para artículos de góndola es lo que se vine con mayor fuerza en el futuro de la industria”, afirma la encargada de Marketing de Demarka, ya que, en la actualidad, es relevante que los productos en venta llamen la atención y se distingan entre las cientos de ofertas presentes en el mercado, porque los consumidores tienen la característica de ser dispersos, es decir, eligen y adquieren lo que más les conviene en un momento determinado.

Además, los compradores están cada vez más informados y exigen saber las propiedades de los productos que consumen, por lo que un etiquetado claro y atractivo es vital. Para satisfacer esta necesidad, Multivac Chile ha presentado a sus clientes la opción Full Wrap, etiqueta que envuelve el envase de los artículos como un cinturón, entregándole más  espacio a la imagen. Este sistema se puede realizar con la máquina aplicadora L310 de Multivac, una etiquetadora con cinta transportadora robusta.

“El etiquetado es envolvente, es decir, abraza al producto, logrando una mayor visibilidad de la gráfica”, detalla María José Justiniano, agregando que los beneficios que entrega este tipo de etiquetas son “mejorar la conservación de la mercadería para que mantenga todas sus cualidades y para optimizar la presentación para los distintos mercados finales”.

Smartpack también se ha sumado a esta tendencia, desarrollando soluciones sostenibles que conjuguen un packaging atractivo para los clientes y que sean amigables con el medio ambiente, brindando a la industria las etiquetas Linerless, las cuales, proporcionan mayor imagen de producto, al presentar una impresión de ambas caras. Además, se presentan en una variedad de materiales, aumentan la productividad y, algo sumamente importante hoy en día, son ecológicas y no generan residuos.

Tecnología RIFD

Los protocolos de trazabilidad son importantes para asegurar la calidad e inocuidad de los productos del mar y alimentos en general, ya que ayudan a garantizar que aquello que consumimos es certificado. Sin duda, es importante saber acerca de lo que compramos, el origen, el día que se faenó y cuándo vence, de manera de tener certeza acerca de sus propiedades y los procesos a los que ha sido sometido, y si existe alguna duda, tener los datos a mano para poder aclararla.

Es por eso que hoy día existe la tecnología necesaria para realizar este proceso que ha sido impulsado por Estados Unidos, Europa y otros mercados que exigen cada vez más que los recursos marinos cumplan con estrictos protocolos para poder traspasar sus fronteras.

El marcado tradicional, con códigos de barra, muchas veces ya no puede contener toda la información que se exige. Por ello, la industria acuicultora ha buscado alternativas para cumplir con las exigencias del mercado, y las compañías proveedoras de tecnología de etiquetado han intentado acompañar también en este ámbito a sus clientes.

Smartpack junto con sus socios, desarrollan soluciones de trazabilidad sustentables que disminuyan los residuos, tanto de papel liner, con las etiquetas Linerlees, como de componentes químicos en los equipos codificadores, mientras que en Demarka han implementado la tecnología RIFD (Radio Frequency Identification en inglés). “Esta tecnología está penetrando en el mercado tanto para controlar procesos, activos, personas o áreas de seguridad y para mejorar la trazabilidad y ahorrar tiempo en la lectura”, comenta Angélica Pino. Este concepto se basa en la transmisión y recepción de datos a través de ondas electromagnéticas por radiofrecuencia y facilita las operaciones logísticas de las empresas, permitiendo la trazabilidad y automatización de la captura de datos durante los diversos procesos de gestión de información.

Entre las principales ventajas, se encuentran la impresión y almacenamiento electrónico de datos en un chip, el cual puede ir dentro de la caja del producto o insertado en las paredes del empaque. Esto resulta ventajoso frente a la impresión sobre etiquetas comunes, debido a que estas pueden borrarse o despegarse.