Revista Aqua Nº220

diciembre de 2018

Aqua Forum: Diferentes miradas sobre la industria acuícola

Representantes gubernamentales, de entidades de investigación, de gremios e, incluso, de la pesca artesanal, entregaron sus puntos de vista respecto del presente y futuro de la industria acuícola.

Aqua Forum: Diferentes miradas sobre la industria acuícola

El pasado jueves 18 de octubre, en el marco de AquaSur 2018, se realizó una nueva edición de la Conferencia Internacional Aqua Forum, encuentro que contó con la participación de relatores nacionales e internacionales que abordaron temas como la inversión en I+D, innovaciones disruptivas, comunidades, financiamiento y comercio electrónico de productos del mar.

Es así como la jornada, que fue organizada por el Grupo Editorial Editec y ORBE XXI y contó con el auspicio de Puerto Coronel y AQMarket, fue abierta por el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, quien reconoció que “el sector acuícola es fundamental para este gobierno” pero que, así como sucede con otras actividades, debe aumentar su inversión en I+D e incorporar nuevas tecnologías para ser más sustentable. Respecto de lo último, Sichel remarcó que “el elemento diferenciador en el futuro será la sustentabilidad”.

Uno de los anuncios realizados por el representante de Corfo, se relacionó con que “vamos a seguir trabajando con el Programa Mesoregional del Salmón Sustentable” y que “mantenemos nuestro compromiso con la diversificación de la industria acuícola”, lo que significa que seguirán apoyando a especies como la seriola, corvina, bacalao, congrio, loco y erizo. En definitiva, “la apuesta estratégica de Corfo es que industrias con ventajas comparativas desarrollen ventajas competitivas para que Chile siga avanzando”.

Por su parte, el jefe de la División de Acuicultura de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), Eugenio Zamorano, se refirió a los desafíos que enfrentan la actividad cultivadora así como el mismo aparato público sectorial. Algunos de ellos son la mejor vinculación de los salmonicultores con las comunidades y sociedad civil, la reducción en el uso de antibióticos, inversión en innovación y tecnología (acuicultura oceánica y sistemas de recirculación de aguas).

La autoridad también se refirió a los focos del Proyecto de Ley de Acuicultura, la que buscaría “abrir las puertas de la acuicultura a los sectores de menor escala, potenciar la acuicultura en áreas de manejo por agrupaciones de pescadores artesanales y el desarrollo de nuevas tecnologías y búsqueda de nuevos sitios que permitan producir en zonas alejadas a la costa”, apuntó Zamorano.

Clúster de la Innovación

El director de Medios AQUA y ORBE XXI se refirió a los desafíos de innovación en acuicultura en Chile, reconociendo los esfuerzos realizados por el Estado, empresarios e investigadores a través de los años pero que, de todas formas, han permitido que el país solo tenga cuatro especies en las grandes ligas mundiales (tres salmónidos y el mejillón). Por otra parte, “existen diez especies que requieren de esfuerzos de escalamiento y desarrollo comercial para seguir avanzando, mientras que no menos de doce especies nativas podrían alcanzar un escalamiento comercial en los próximos cinco a diez años”, expuso el ejecutivo de reconocida experiencia, agregando que “este abanico de especies es extraordinaria cuando se analiza la creciente demanda”.

Con el objetivo de que el país consolide su brillante futuro acuícola, sumando a otros actores del borde costero y proveedores de tecnologías, es que Alvial anunció en la oportunidad la creación del Clúster de Innovación de la Acuicultura en Chile, iniciativa que cuenta con el apoyo de Medios AQUA y ORBE XXI y donde ya están participando diversas compañías del sector acuícola.

Expuesto y en tierra

Cambio climático, presión por el uso del borde costero, conflicto con las comunidades y polución multifactorial de las primeras millas marinas. Estos son solo algunos de los desafíos que está enfrentando la acuicultura tal como la conocemos hoy. Lo positivo del asunto es que hay diversas organizaciones e instituciones que están trabajando arduamente para darle una alternativa productiva a la actividad. Básicamente, las soluciones están en el mar abierto y en la tierra.

Es el caso del Sintef Ocean, una de las principales organizaciones de investigación en torno a las alternativas productivas que ofrecen los mares del mundo y, por cierto, desde 2015 que elevaron la bandera de la Acuicultura Oceánica (AO). En Aqua Forum estuvo presente el asesor senior de la entidad, Ulf Winther, quien realizó un repaso de los progresos y perspectivas de los cultivos expuestos.

Además de analizar los desafíos de la actual acuicultura, Winther comentó que son parte del Exposed Aquaculture Operations Centre, con base en Noruega y cuyo objetivo “es desarrollar tecnologías para una producción de productos del mar segura y sustentable en zonas costeras expuestas y oceánicas”, expresó el científico.

En el mencionado centro colaboran una veintena de organizaciones, entre productores de salmónidos, proveedores de tecnologías, casas certificadoras y centros de investigación. Algunos de los desafíos que ya ha detectado el grupo son “las demandas que representan realizar acuicultura en sitios de mayor energía”. En este sentido, se destacan los riesgos para los trabajadores, las instalaciones y para los mismos peces. “Para disminuir las exposiciones a las condiciones climáticas, ya nos encontramos avanzando con las diferentes autoridades de nuestro país”, apuntó el experto.

Otro de los desafíos de estos cultivos son los demandantes manejos y operaciones diarias. “Para ello, estamos estudiando las cambiantes condiciones climáticas y estamos desarrollando tecnologías y soportes robustos”, apunto Winther, quien agregó que se advierten “una mayor demanda de operaciones”, en relación con, por ejemplo el trabajo que deberán realizar las naves de soporte.

Pero no solo se trata de las nuevas condiciones que tendrán que enfrentar personas y maquinarias. También de cómo los peces crecerán bajo estos ambientes. “También estamos analizando los potenciales mayores niveles de estrés que tendrán los ejemplares de cultivo y qué pasaría si existen mayores mortalidades”.

Se puede destacar que el grupo no está dejando nada al azar en su próxima “mudanza” hacia el mar abierto. Para ello también están trabajando en métodos de vigilancia que permitan, por ejemplo, reducir las posibilidades de tener un escape de peces. “Nos encontramos estudiando tecnologías automáticas de inspección submarina, como los ROV, que serán de gran utilidad para disminuir los riesgos de incidencias en los centros de cultivo”, finalizó Ulf Winther.

Producir en los mercados

Billund Aquaculture es una de las líderes mundiales en el desarrollo de sistemas de recirculación de aguas (RAS). De hecho, son responsables de buena parte de las 8.000 toneladas métricas mundiales de salmónidos que se están produciendo en tierra. Por ello, el presidente del directorio de la compañía, Christian Sorensen, se apresuró en aclarar frente a la audiencia de Aqua Forum que esta tendencia no es una competencia a las actuales formas de cultivar salmónidos, sino que “somos complemento”.

De hecho, el ejecutivo danés aseveró que, de aquí a 2030, el cultivo marino de salmón Atlántico pasará de las más de 2 millones de toneladas actuales a los 4 millones de toneladas, mientras que los “salmones RAS”, llegarán a la misma fecha a unas 200.000 toneladas.

¿Y cuáles son los fundamentos para creer en el desarrollo futuro de las tecnologías RAS? Sorensen apuntó a los límites que existen en los actuales sitios de cultivo en mar, a la demanda creciente por alimentos sustentables, la disponibilidad tecnológica, decrecientes inversiones y costos productivos y fácil acceso a los centros productivos.

Uno de los casos presentados por Sorensen se relacionó con la piscicultura de Atlantic Sapphire, en Miami (Estados Unidos), con capacidad proyectada de 10.000 toneladas de salmónidos al año, consumos de agua de 200 litros por kilo de pescado producido y 30.000 m2 construidos. Sus primeras cosechas están proyectadas para 2019.

Dentro de los desafíos, el presidente del directorio de Billund Aquaculture apuntó a los controles sanitarios, capacitación del personal, “optimización de la automatización y disminución en los costos de producción”.

Salmonicultura y pesca

Durante la pasada Conferencia Internacional Aqua Forum, también hubo tiempo para analizar los desafíos que enfrenta la actividad salmonicultura nacional desde diferentes prismas. Uno de ellos, y el más reiterativo en el último tiempo, es su relacionamiento con otros actores del borde costero, como los pescadores artesanales.

En representación de SalmonChile habló su encargado territorial, José Tomás Monge, quien inició su charla haciéndose cargo del pasado. “Nos ha costado sintonizar con la gente, pero somos perseverantes”, fue una de las frases con las que inició su charla. Y claro, lo anterior lo atribuyó a que “estamos insertos en una amplia zona territorial, de seis regiones, en zonas aisladas, con realidades y necesidades muy diferentes”, expuso Monge.

A pesar de lo anterior, y con una mirada a futuro, destacó las diversas instancias en las que han participado, escuchando y colaborando con diferentes comunidades de la zona sur austral, de forma de otorgar mayor transparencia a las actividades de la industria, así como hacerse cargo de las externalidades de los cultivos. “Poco a poco estamos rompiendo el hielo y quiero destacar que esto es un camino que hemos emprendido. Sin pie atrás”, refrendó el abogado de profesión.

Hacia futuro, Monge remarcó su compromiso, el del gremio y la industria, “a dar un gran salto en el establecimiento de las confianzas, de forma consistente y estableciendo relaciones cara a cara”.

Pesca artesanal

El presidente de la Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile y presidente de la cooperativa Bupesca, Marcelo Soto Castillo, hizo referencia a los proyectos colaborativos entre la salmonicultura y la mencionada actividad extractiva en Chile.

Sin embargo, antes de entrar en materia, el dirigente de los artesanales se refirió a los alcances de Bupesca, cooperativa situada en la ciudad de Calbuco (región de Los Lagos), siendo una de las más grande del país al agrupar a casi 3.000 pescadores. “En la actualidad, somos la única organización de pescadores certificados como proveedores de Sodexo”, apuntó Soto.

¿Cómo se gestó lo último? Si bien la cooperativa tenía muchas ideas para darle valor a sus productos, carecían “de la infraestructura, gestión, capital de trabajo y experiencia adecuada”, remarcó el dirigente pesquero. Gracias a las confianzas establecidas con uno de los ejecutivos de Australis Seafoods, al poco tiempo pudieron formalizar un convenio de colaboración entre nuestra cooperativa y Conservas y Congelados Fitz Roy (ligado a Australis Seafoods), donde estos últimos le facilitaron “el arriendo de infraestructura de congelados para la agregación de valor de nuestro productos pesqueros,  a cambio del compromiso de suministrarles al casino de los empleados de dicha empresa, en conformidad a los estándares sanitarios y de calidad exigidos por ellos”.

A la fecha, algunos de los resultados alcanzados por los pescadores gracias a este convenio se relacionan con dar inicio a una pequeña planta de proceso y la obtención de un proyecto FIC que permitirá disminuir los costos energéticos de la caleta de pescadores de Calbuco.

Aprendizajes

A juicio de Marcelo Soto, la relación simbiótica con la empresa les ha permitido aprender que “el éxito de la acción colaborativa se encuentra radicado en las personas que intervinieron en el convenio en particular y que las confianzas se generaron en un trabajo cara a cara entre los involucrados”, dijo el dirigente, agregando que, si bien “el resultado obtenido puede ser pequeño, marca un hito en el sentido que la relación  entre empresa y pesca artesanal es factible, entendiendo que esta relación debe darse en un marco de entendimiento más integral y basado  en acciones planificadas de mediano y largo plazo”.

Entre las reflexiones finales entregadas por Marcelo Soto durante Aqua Forum, se expuso que “la desconfianza de la pesca artesanal se funda en la actitud arrogante con la que se instala la salmonicultura a comienzos de la década de 1980 en la región de Los Lagos, invadiendo nuestros caladeros de pesca y comunidades costeras. Nosotros estábamos mucho antes”.

Asimismo, apuntó a que en la pesca artesanal “persiste la desconfianza y resquemores  hacia la salmonicultura, por el temor a que convenios como este, a pesar de sus buenos resultados, nos expongan como conejillos de india o como ejemplos de RSE”.

Financiamiento y E-commerce

El ejecutivo del DNB Market, Per Even Hauge, también quiso estar presenten en la pasada Aqua Forum y su charla se centró en el mercado de capitales para la industria de los productos del mar. Básicamente, el experto se refirió a las oportunidades que entrega la Bolsa de Oslo (Noruega) y donde “el salmón se ha convertido en uno de los commodities más importantes para este mercado”.

En el encuentro también participó la representante de GFresh, Helen Gao, quien se refirió a las oportunidades de negocio que está entregando esta plataforma electrónica en China, gracias al desarrollo de aplicaciones que permiten al comercializador contactarse directamente con el consumidor.

Finalmente, Aqua Forum consideró la participación de Jeremy Dunn, representante de Marine Harvest Canadá y quien entregó a los presentes la experiencia de 20 años en el desarrollo de relaciones con los pueblos originarios; así como del investigador de Cargill, José Miguel Troncoso, quien se refirió a los desarrollos alcanzados por la compañía en materia de sustentabilidad de la actividad.