Foto de contexto

En Chile: Becas para doctorado en acuicultura

Un doctorado requiere de una dedicación casi exclusiva, además de un elevado pago anual. Conscientes de ello, el Conycit y las mismas universidades poseen programas para financiar a los futuros generadores de conocimientos.

No hay dudas que la generación de conocimientos, precisamente lo que hace un investigador con grado de doctor, es crucial para el desarrollo de un país o una determinada actividad económica. Tampoco existen dos visiones distintas respecto de que la concreción de este tipo de posgrados requiere de dedicación exclusiva y una buena cantidad de recursos monetarios.

Entonces, ¿cómo un profesional activo puede realizar este tipo de programas? Si ya tiene familia, ¿cómo la podrá mantener durante los cuatro años que dura la especialización? Si no se cuenta con recursos propios o de un tercero, es muy difícil lograr esta meta. No obstante, se puede destacar que existen alternativas para aquellos que deseen avanzar más en la escala de los conocimientos.

Oferta acuícola

Estrictamente en términos acuícolas, se asevera que Chile es responsable del 33% de la producción mundial de recursos hidrobiológicos, sin embargo, solo genera el 2,2% de la ciencia y tecnología global en esta área. Para revertir la situación es que al menos dos programas han nacido. Por un lado está el Doctorado en Acuicultura, que nació a partir del programa cooperativo entre las universidades Católica de Valparaíso, de Chile y Católica del Norte. Por otro, se encuentra el Doctorado en Ciencias de la Acuicultura, que lleva adelante la Universidad Austral de Chile (UACh). En ambos casos, los objetivos de estos posgrados son formar científicos de categoría mundial que desarrollen la capacidad de identificar y resolver problemas tecnológicos y/o productivos del ámbito de la acuicultura. Asimismo, los egresados de ambos programas son capacitados para incorporarse a los sectores privado y estatal, de forma de incrementar la actividad acuícola, el proceso de innovación y la diversificación de la producción acuícola.

Si bien no son meramente acuícolas, también existe una oferta de programas que se podrían relacionar fácilmente en la actividad cultivadora. Dentro de ellos está el que imparte la Universidad de Antofagasta y que se denomina Doctorado en Ciencias Aplicadas y Sistemas Marinos Costeros; el de la Universidad de Concepción (UdeC) llamado Doctorado en Oceanografía; o el Doctorado en Biociencias Moleculares, de la Universidad Andrés Bello (UNAB)

Se puede destacar que, en todos los casos, los programas tienen una duración total de cuatro años y donde los dos primeros se relacionan con la adopción y aprobación de cursos obligatorios y electivos según las necesidades e intereses de cada candidato, mientras que los dos restantes están dedicados exclusivamente a la realización de la tesis de grado.

Financiamiento

La principal fuente que existe en el país para financiar los programas de doctorado es la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt), a través de su Programa de Formación de Capital Humano Avanzado, la que apoya a los estudiantes que deseen cursar estos posgrados en universidades chilenas y que estén acreditados por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). Para la presente temporada, la entidad tiene un presupuesto de $87.677 millones

Es importante resaltar que para el año académico 2016, Conicyt incluyó las modificaciones realizadas al Decreto de Becas Nacionales y que, dentro de los beneficios, contempla un aumento en el monto por concepto de arancel y matrícula que llega a $2.700.000, y de manutención, que alcanza a los $7.800.000 anuales o la proporción que corresponda. Adicionalmente, se detalla que los seleccionados podrán acceder a beneficios complementarios como extensión de beca para el término de la tesis doctoral, pasantía y cotutela en el extranjero, y gastos operacionales para la realización de la tesis, que les permitirán financiar, entre otros, la asistencia a congresos y/o reuniones científicas en Chile o en el extranjero.

Se estima que aquellos que se adjudican estas becas pueden finalizar el programa de posgrado y mantenerse económicamente sin mayores problemas. Pero, ¿qué sucede si la entidad dependiente del Ministerio de Educación no lo selecciona para el financiamiento del doctorado? Todavía quedan posibilidades.

Apoyo universitario

“Para aquellos que no han logrado el beneficio de la Conicyt, la universidad tiene sus propias becas”, dice uno de los académicos del Doctorado en Ciencias de la Acuicultura de la UACh, Carlos Molinet.

En efecto, esta casa de estudios superiores tiene Becas de Arancel, que cubre hasta el 80% ($1.200.000) del arancel semestral para los estudiantes que cursen el primer año, así como Becas de Asistente Académico, Becas para Estadías en Centros Internacionales de Investigación e, incluso, Becas de Financiamiento de Tesis Doctorales para gastos operativos durante la ejecución de la tesis y que pueden llegar hasta los $1.400.000.

Lo mismo sucede con el programa perteneciente al consorcio de universidades. Por ejemplo, el director general de Postgrado de la UCN, Rodrigo Sfeir, aclara que también están las becas de la misma casa de estudios superiores, “que se componen de una beca de manutención mensual y una beca de arancel de matrícula y donde el único requisito para postular a este apoyo es acreditar que se postuló a una beca externa (Conicyt) y que no se la adjudicó”.

Aquellos que postulan a algunos de los seis doctorados (todos acreditados por el CNA) que son apoyados por el Interdisciplinary Center for Aquaculture Research (Incar), y donde se consideran a la UdeC, UACh y Universidad Andrés Bello, también tienen alternativas de financiamiento. El presidente del Comité de Becas de dicha entidad, Rubén Avendaño, destaca que a la fecha “hemos apoyado a dos estudiantes de doctorado, así como a tres magíster. Hace poco hicimos un nuevo concurso y dimos otras tres becas de magíster. Hay una serie de requisitos, pero con nuestros recursos estamos apoyando la formación de capital humano avanzado”.

En resumen, alternativas de financiamiento para realizar doctorados en acuicultura existen y tanto para Chile como el extranjero. Solo falta tener las ganas para correr esta carrera de largo aliento pero que permitirá posicionar al país como un líder en producción y conocimientos.