Revista Aqua Nº214

mayo de 2018

Salmonicultura mundial: 2017, un año excepcional

Por los altos precios internacionales del salmón, el 2017 será recordado como el año más rentable para la industria mundial. Para este 2018, se estima que las cosechas de salmón Atlántico aumentarán en un 4,5%.

Por Kontali Analyse

La rentabilidad lograda por la industria del salmón en 2017 da cuenta de su fortaleza y proyección. Los precios se mantuvieron altos, a pesar del crecimiento de los volúmenes. Lo anterior se puede apreciar al analizar los resultados de las principales compañías listadas en la Bolsa de Valores que gozaron de positivos ingresos durante el año pasado (ver Gráfico 1). En este escenario, especialmente destacan los resultados logrados por las salmonicultoras chilenas, que incrementaron significativamente sus ingresos durante la pasada temporada, en comparación con 2016. A la luz de lo anterior, se puede aseverar que 2017 concluyó como el año más rentable para la salmonicultura global.

La industria noruega también tuvo un fuerte año, con precios que se mantuvieron altos durante todo el ciclo pasado. Un ejemplo de lo anterior es Bakkafrost, que lideró el ranking mundial al registrar un EBIT Operacional de 36,5% en 2017.

Luego de atravesar un 2014 y 2015 muy adversos, los actores chilenos revirtieron sus rentabilidades. Todas las compañías con base en este país, y presentes en esta muestra, exhibieron sólidos márgenes durante el año pasado.

En este escenario, se puede destacar que la producción global de salmón -cosechas más capturas- en 2017 totalizó 3.675.600 toneladas WFE, reflejando un aumento del 7% (239.400 toneladas WFE) en comparación con 2016 (ver Tabla 1).

Capturas de salmón

La pesca de salmón alcanzó un volumen de 915.500 toneladas WFE en 2017, un 9% mayor (73.100 toneladas WFE) que el año anterior. En línea con ello, las capturas de salmón rosado aumentaron en un 28% (99.400 toneladas WFE). El salmón rosado, keta y sockeye son las principales especies capturadas, representando un 50%, 28% y 19% de la pesquería global, respectivamente (ver Gráfico 2).

En 2017, Estados Unidos dejó su posición como el principal proveedor salmonero a Rusia, país que logró el 52% de las capturas globales al totalizar 472.600 toneladas. No obstante, el país del Norte también creció, especialmente a expensas del salmón rosado, el cual se incrementó en un 236% (166.500 toneladas) en 2017, llegando a un total de 237.100 toneladas. La segunda y tercera especies capturadas fueron el sockeye y keta, con volúmenes de 131.000 y 88.600 toneladas, respectivamente.

Las capturas japonesas de keta declinaron por cuarto año consecutivo, alcanzando en 2017 solo 77.000 toneladas (-20%). Esto ha hecho que Japón disminuya sostenidamente su  participación en las capturas globales, país que solo capturó 84.700 toneladas durante 2017, 26.500 toneladas menos que en 2016.

De igual forma, en Canadá los volúmenes de pesca de salmón en 2017 decrecieron en un 49%. Con 10.800 toneladas, este país alcanzó solo el 1,2% de las capturas globales de salmónidos. Su principal especie fue el keta, que tuvo una declinación de un 62% al lograr 5.300 toneladas en 2017. La segunda especie más importante, el salmón rosado, totalizó 3.100 toneladas en 2017.

Con todo, el principal salmónido de captura fue el rosado, con volúmenes de extracción de 453.700 toneladas y que representan la mitad de la pesquería global. Durante el 2017, el salmón keta totalizó 257.000 toneladas, lo que representó un decrecimiento de un 8%. Los volúmenes de sockeye disminuyeron en un 3% en comparación con 2016, totalizando 178.300 toneladas. El salmón coho llegó a las 22.700 toneladas, mientras que el chinook alcanzó las 3.400 toneladas. En resumen, en 2017 las capturas de salmónidos que crecieron fueron rosado (+28%), coho (+8%) y chinook (+6%), mientras que disminuyeron el sockeye (-3%) y keta (-8%).

Los precios de Alaska de primera mano para el sockeye y el keta aumentaron un 28% y un 20% en 2017, respectivamente. En cuanto al salmón coho de extracción, los precios fueron bastante estables, disminuyendo un 2% en 2017. El sockeye y el coho continuaron teniendo un precio premium sobre el keta. Los precios del salmón rosado fueron sólidos, a pesar de los altos volúmenes, especialmente en Estados Unidos.

Salmonicultura

En 2017, la cosecha mundial de salmónidos fue de, aproximadamente, 2.760.100 toneladas WFE, incrementada en un 6% debido a los mayores volúmenes de salmón Atlántico, especie que creció en un 7% al totalizar 2.305.000 toneladas. El salmón coho también aumentó en un 26%, mientras el chinook se elevó en un 4%. Por su parte, las cosechas de trucha bajaron un 4% en 2017. El salmón Atlántico fue por lejos la principal especie, con una participación total de 84% (ver Gráfico 3).

El principal país productor de salmón Atlántico siguió siendo Noruega, que representó el 52% de las cosechas globales de 2017, comparado con el 54% logrado en 2016. Chile, en tanto, incrementó su participación de mercado desde un 23% a un 25% en 2017.

Las cosechas de trucha continúan con los volúmenes decrecientes que se vienen registrando desde 2013. Con 270.400 toneladas en 2017, la especie registró su menor nivel desde 2006.

Desarrollo de mercados

El suministro total de salmónidos a la Unión Europea (UE) en 2017 fue de 1.194.900 toneladas WFE, un 2% menos que en 2016. El principal factor de la baja son los menores volúmenes de salmón Atlántico hacia este mercado, que totalizaron 1.022.100 toneladas durante la pasada temporada.

El suministro de salmón Atlántico desde Noruega decreció en un 2% (18.800 toneladas) durante 2017, al totalizar 841.400 toneladas y tener una participación de mercado de un 82%. El segundo proveedor de la UE es el Reino Unido, que aumentó su suministro en un 6% al totalizar 122.000 toneladas (ver Tabla 2).

Por otro lado, el abastecimiento de salmónidos a Estados Unidos en 2017 fue cercano a las 658.400 toneladas WFE, lo que significó un incremento de un 11% comparado con la temporada 2016 (Tabla 3).

En particular, el suministro de salmón Atlántico a Estados Unidos creció un 4% durante 2017, registrando un volumen total de 440.300 toneladas. Las importaciones chilenas de la especie aumentaron en un 1% durante el año pasado, alcanzando las 220.400 toneladas. Por su parte, las importaciones del mismo salmónido desde Canadá decrecieron en un 9%, desde las 100.900 toneladas de 2016 a las 92.100 toneladas de 2017.

Respecto del suministro noruego a Estados Unidos, este aumentó en un 23%, marcando 68.400 toneladas, el mayor registro hasta hoy.

Japón, Rusia y otros

El abastecimiento de salmónidos a Japón se incrementó en un 3% durante 2017, con volúmenes que llegaron a las 375.000 toneladas. Mientras las importaciones de salmón Atlántico se mantuvieron estables desde 2016, los otros salmónidos tuvieron un crecimiento de 11.600 toneladas.

Noruega se mantuvo como principal proveedor de salmón Atlántico en Japón, aunque los volúmenes decrecieron en un 3% durante 2017 al totalizar 42.600 toneladas. Chile continuó siendo el segundo abastecedor, totalizando 15.500 toneladas en 2017, lo que es un 3% más que en 2016 (ver Tabla 4).

En 2017, los suministros de salmónidos a Rusia cayeron en un 10% (-39.400 toneladas) al totalizar 358.800 toneladas (Tabla 5).

En el caso del salmón Atlántico a Rusia durante 2017, este bajó en un 1% al totalizar 76.100 toneladas. La restricción rusa a las importaciones desde Noruega, que se comenzaron a aplicar desde 2014, han causado cambios significativos en las dinámicas de comercialización en ese mercado, permitiendo que países como Chile o Islas Faroe aumenten su participación. Durante el año pasado, Chile alcanzó el 54% del suministro de salmón Atlántico, mientras que Islas Faroe llegó al 32%.

“Otros mercados” representaron un 28% del  suministro global en 2017, con un incremento de un 8% y un volumen total de 983.300 toneladas (Tabla 6).

Específicamente sobre salmón Atlántico, en 2017 este segmento aumentó su participación en un 9% al canalizar 658.000 toneladas. Noruega fue el principal proveedor a los “Otros mercados”, con un volumen de 245.600 toneladas y con un incremento de 16%. El suministro de salmón Atlántico desde Chile a los “Otros mercados” durante el año pasado fue de 224.600 toneladas, 900 toneladas más que en 2016.

Proyecciones 2018

Luego de recuperarse de un descenso del 7% en 2016, las cosechas mundiales de salmón Atlántico aumentaron en un 6% en 2017, terminando en 2.305.000 toneladas, de las cuales Noruega y Chile representaron el 52% y el 25%, respectivamente. Se estima que las cosechas de salmón Atlántico aumentarán en un 4,5% en 2018.