Según FIS, más de mil ejemplares adultos de salmón del Atlántico han sido llevados a tres ríos de Maine por biólogos estatales y federales durante este mes. Se trata del primer lanzamiento de salmones adultos maduros, criados en rediles para el repoblamiento de sus ríos natales, cuya última operación se estaría efectuando hoy, donde los biólogos deben devolver ciento veinticinco unidades adultas de esta especie al río St. Croix. El objetivo de esta inédita iniciativa en Estados Unidos, es contribuir a la recuperación de la población de salmón silvestre que habita en los tres ríos. Según el Servicio Nacional de Pesquerías Marinas, SNPM, el proyecto ha permitido liberar salmones adultos en fase de reproducción criados en rediles para repoblar sus ríos natales. John Kocik, biólogo del SNPM y quien preside el Comité Asesor Técnico del Salmón de Maine, dijo que la liberación de estos peces es sólo el principio, ya que en conjunto con la Comisión del Salmón del Atlántico, trabajarán para controlar estos ejemplares y aprender más acerca de los programas de repoblación que contribuyan a la recuperación de reservas de salmón sostenibles por sí mismas. El proyecto fue iniciado en febrero de 1997, cuando el Servicio de Pesca y Vida Natural, SPVN, de Estados Unidos traspasó 600.000 ovas desde la Piscicultura Nacional de Craig Brook a los criaderos de compañías privadas de acuicultura. Esta operación forma parte de un Programa para la Conservación del Salmón del Atlántico de Maine, e implica el uso de las instalaciones y la experiencia del sector para recuperar las reservas silvestres. Los biólogos confían en que los salmones liberados se reproduzcan en los ríos y tengan una descendencia que se desarrolle en completa libertad. Otro de los objetivos del programa de repoblación es aumentar el número de juveniles y, por último, de salmones adultos que regresen a estos ríos.